Guzmán dijo que «la sostenibilidad fiscal es una condición necesaria para la estabilidad»

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó ayer por la tarde que «la tarea colectiva es afianzarnos en un rumbo concreto y el Gobierno tiene una visión muy clara» y aseguró que «la sostenibilidad fiscal es una condición necesaria para la estabilidad».

«Hay una frase que acuñé y que era necesario implementar y es tranquilizar la economía y eso va más allá de crear las condiciones macro, sino una economía que tenga capacidad de crear empleo y agregar valor», remarcó el ministro, al exponer en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP).

Guzmán habló en el panel llamado: «Argentina: de la recuperación al crecimiento» y allí señaló que el objetivo del Gobierno fue «poder generar las divisas necesarias y sostener el mercado interno para recuperar el sendero de recuperación e inclusivo».

«Piensen lo que es hacer política económica en un contexto de crisis profunda y una pandemia que vino para quedarse y ahí tuvimos que definir principios y mes a mes ir viendo cómo se adapta la economía: primero la salud, segundo proteger a quien esté en situación de vulnerabilidad y tercero al trabajo y la producción», consideró el jefe del Palacio de Hacienda.

Guzmán recordó que cinco meses atrás mantuvo en el Museo del Bicentenario con empresarios y sindicalistas y afirmó que desde ese momento «la economía ha marchado sobre un sendero cierto». «En ese momento era de valor reflexionar sobre los principios de la economía: tranquilizar la economía y repasar y ver hacia donde iba la política económica», destacó.

Admitió que «si las exportaciones no crecen, nacen presiones sobre las reservas y eso provoca un salto devaluatorio que impacta en la inflación y así los problemas sociales se profundizan». «Una premisa fundamental es que las exportaciones crezcan de forma sostenida. Es una condición necesaria para el crecimiento económico», sostuvo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el Gobierno está implementando políticas para consolidar un crecimiento económico sostenido y que, pese a la pandemia y a los efectos de crisis económica que estalló en 2018, con la actual gestión «la industria está creciendo» mientras que con la anterior «se achicó».

Al exponer ante empresarios integrantes del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), el ministro sostuvo que la gestión Cambiemos llevó una política de «reducción de impuestos, de achicamiento del Estado y una reforma económica que debilitaron al Estado y al sector privado», mientras que esta gestión busca sentar las bases para un desarrollo sostenible y que permita generar trabajo y valor agregado en todo el país.

«Sin industria no hay futuro», afirmó el ministro al destacar que el sector es «fundamental» para la recuperación económica y que, para ello, se está trabajando sobre «la estabilidad macroeconómica, reglas de juego que den previsibilidad y que el Estado tenga un rol desde la política productiva que genere condiciones virtuosas para un crecimiento de la oferta en general».

«Queremos que los empresarios inviertan pero estas cosas no se resuelven en un año y medio. El proceso de diálogo y la articulación con cada representante del sector privado importa», sostuvo el ministro.

Durante la disertación, de la que participaron en forma presencial alrededor de 30 dirigentes de las principales cámaras y entidades del sector productivo del país, Guzmán repasó el trabajo del Gobierno de los primeros 18 meses de gestión y, en materia de precios, destacó que «están las condiciones dadas para que la inflación vaya reduciéndose».

Al respecto, resaltó que el Gobierno entiende la inflación como un fenómeno «multicausal» y que «atacarla solo con políticas monetarias no va a ningún lado» ya que «hay que resolver problemas estructurales» y que requiere «un enfoque integral y un trabajo de colectivo de coordinación».

Aun así, aseguró que “la sostenibilidad fiscal es una condición necesaria para el desarrollo económico» y que el nivel de gasto público debe coordinarse entre «la necesidad de que el Estado reactive la economía y por el otro ir reduciendo el déficit fiscal”.

«Hay problemas para definir anclas y expectativas, por eso es fundamental la coordinación entre todos los actores de la macroeconomía ya que las expectativas y la formación de precios es una tarea colectiva», afirmó el ministro.

Por último, en materia de la estrategia de refinanciación del endeudamiento externo y las negociaciones con acreedores privados dijo que se decidió en primer término «evitar un default desordenado» y, luego, avanzar hacia un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París, ya que «el programa con el Fondo tiene que ser una construcción colectiva y contar con el involucramiento de toda la sociedad en el proceso», dada la importancia de la negociación y su extensión en el tiempo.