Habían encontrado huesos en Guaymallén y eran de un chico discapacitado

 

Hace varias semanas, la familia de Claudio Tobares puso la denuncia por su desaparición y comenzó la búsqueda del joven, que tenía una discapacidad mental.

Pocos días después, en un descampado incinerado se encontraron algunos huesos y un cráneo humanos. El hallazgo ocurrió aproximadamente a las 7 de la mañana cuando una vecina del barrio Grilli Sur de Los Corralitos reportó que su perro trajo de la calle un craneo humano.

Ahora, el fiscal que interviene en las búsquedas, Carlos Torres, logró confirmar mediante una prueba de ADN que los restos óseos corresponden a Claudio.

Ahora será el turno del fiscal de homicidios, Gustavo Pirrello de investigar las causas del asesinato, cosa que deducen del hecho de que el lugar y el cuerpo de Claudio estaban incinerados.

Fuente: Mendoza Post