Hace diez años

Delincuentes ingresaban en horas de madrugada por una ventana después de violentar la reja de hierro, a un comercio de calle Urquiza al 600. Una vez en el interior se llevaban $300, tres balanzas electrónicas de 30 kilos cada una, más dos piernas de vaca con un peso aproximado de 90 kilos.
Un hombre que circulaba en bicicleta por calle Granaderos en dirección al Este, recibía en forma inesperada un golpe en la cabeza lo que lo hizo tambalear. De acuerdo a lo que explicaba en la policía, alguien le había tirado con un trozo de ladrillo y ante el temor de ser asaltado, seguía la marcha y se dirigía a un centro asistencial de Av. Hipólito Yrigoyen. Allí se constataba que había sufrido traumatismo de cráneo.