Hace diez años

Una familia de origen australiana que residía en San Rafael desde hacía aproximadamente tres años sufría un importante robo en su domicilio de calle El Chañaral del distrito Las Paredes. Personas desconocidas entraban por la parte posterior de la vivienda y una vez en el interior, lograban apoderarse de joyas de distinto tipo, valuada en unos 50 mil dólares y dinero en efectivo que no supo precisar el dueño de casa. La familia había viajado a Valle Grande y al regresar, se encontraban con la desagradable novedad. Tras la denuncia la policía realizaba un rastrillaje por la zona sin obtener resultados positivos.

Compartir
Artículo anterior¡Qué mundo!
Artículo siguientefrase