Hace diez años

Hacía tiempo que se debatía la inconveniencia y los riesgos que planteaba el ingreso de ómnibus de turismo de gran porte al Cañón del Atuel, e incluso se había dispuesto prohibir su circulación en este circuito turístico para evitar accidente. El problema para implementar esa disposición era la carencia de vehículos de menor tamaño para transbordar a los pasajeros y pasearos por la ruta.
Continuaba la ola de delitos. Un comercio de Balloffet al 40 había sufrido desde medidos de 2007 roturas de vidriera y robos e diez ocasiones sin que e hubiese identificado a los autores hasta el momento. La propietaria sospechaba que en todos los casos, o al menos en la mayoría, habían actuado las mismas personas.