Hace diez años

Los 90 caños evaluados en 450 mil dólares que habían desaparecido de un campo ganadero ubicado sobre la ruta provincial 153 y que pertenecían a la firma Gasandes ante la denuncia realizada, una comisión de Investigaciones de San Rafael se trasladaba a la ciudad de San Luis, al tenerse conocimiento que la grúa y la flota de camiones utilizadas eran originarias de San Luis. Con lo aportado por testigos se pudo dar con el operador de la grúa y a través de éste con la empresa. Transcendía también que los tubos no pasaron los controles naturales de Canalejas sobre la ruta nacional 188 o Desaguadero en la ruta 7. Se presumía que habían salido por algún camino alternativo. Se extendería la pesquisa a la empresa para dar con el paradero de los tubos.
Rechazaban el pedido de excarcelación del policía de estar acusado de entregar en forma irregular unos 15 rodados, en su mayoría motocicletas, que estaban alojados en la vieja playa de secuestros de calle Barcala.