Hace diez años

Poco antes de las cuatro de la mañana ingresaba al hospital Schestakow un joven presentando siete heridas de arma blanca en su cuerpo, por lo que de inmediato se lo intervino quirúrgicamente y se recuperaba favorablemente. Al ser interrogado comentaba que el ataque se había producido al término de una fiesta a la que había concurrido y que, si bien conocía quien lo había agredido, no iba da denunciarlo.
En horas de la madruga se producía un incendio en una vivienda de calle Chacabuco al 400. De acuerdo a las primeras pericia, el mismo había sido intencional. En la casa vivía un hombre solo que a esa hora estaba entregado al descanso y se despertaba amenazado por la llamas. Al intentar apagar el siniestro, sufría quemaduras en las manos, mientras que bomberos concurrían al lugar alertados por la policía y sofocaban el incendio.