Hace diez años

Dos delincuentes ingresaban a un local de comidas en avenida Balloffet, donde luego de amenazar a un empleado con un arma de fuego se llevaban 800 pesos, documentación y un teléfono celular.
Centraban controles viales en ciclistas. Implementaban operativos preventivos a raíz de la gran cantidad de accidentes que tenían como víctimas a ciclistas.
En horario de visita una persona pretendía ingresar una pequeña bochita de cocaína con destino a un sujeto que estaba internado en la Penitenciaría local. El sujeto intentaba burlar a los guardia-cárceles ocultando 2 gramos de cocaína, pero al ser descubierto se daba intervención a narcocriminalidad, que lo detenía. Trasladado a investigaciones, pudo establecerse que se trataba de un individuo que vivía en el barrio Villa Laredo y que tenía antecedentes policiales por varios delitos.