Hacia una salida responsable y solidaria de la cuarentena

En el inédito marco de una pandemia, las autoridades políticas de nuestro país intentan desarrollar las políticas que permitan sortear de la manera menos traumática el inconveniente sanitaria. Ya ha quedado dicho aquí que la cuarentena que se inició el 20 de marzo pasado se ha cumplido de manera masiva en nuestro país y que sus resultados en cuanto a salud han sido positivos. En contraposición, la afectación del andamiaje productivo llegó a tal punto que sus protagonistas necesitaban y necesitan que el confinamiento se vaya flexibilizando y puedan volver a sus actividades generadoras de recursos, ya que las empresas y comercios están cerrando y el desempleo aumentará exponencialmente.
Son éstas decisiones las que hoy les quitan el sueño a los dirigentes, tanto de nivel nacional como provincial y municipal. Todos coinciden en que es crucial salir del aislamiento de manera ordenada, controlada, pero los distintos sectores que aún siguen clausurados aportan sus visiones y pretenden, con una lógica cierta, que sean habilitados lo más pronto posible.
El presidente Alberto Fernández es un defensor de que el país no sufra una recaída después de tanto esfuerzo realizado en la lucha contra el coronavirus, pero parece que se olvidó del tema económico. Los gobernadores y los intendentes escuchan a sus poblaciones e intentan maniobrar para abrir la “canilla” productiva rogando que los casos positivos no se multipliquen, aunque hay zonas sin casos que podrían recuperar su normalidad teniendo medidas especiales, como por ejemplo nuestro San Rafael.
La responsabilidad ciudadana aparece como una condición sine qua non para seguir transitando el proceso atinado de salida de la cuarentena, sin necesidad de “volver para atrás”.
En esta carrera con obstáculos que desarrolla la Argentina en busca de llegar al final de la emergencia sanitaria con el menor costo posible en vidas humanas, ahora nos toca a los ciudadanos la tarea de desarrollar con responsabilidad y solidaridad hacia nuestros pares las actividades que ya se han habilitado, cumpliendo los protocolos sanitarios que los Estados determinan. Volver sobre nuestros pasos porque la enfermedad rebrotó sería un golpe demasiado lesivo para todos.
Así parecen estar planteadas las cosas, en un escenario que es probable que encuentre al país y al mundo desarrollando otra forma de vida cuando la pandemia de coronavirus se haya convertido en recuerdo.

Compartir

¿Cree que sería conveniente habilitar el ingreso de turistas de otros lugares de Mendoza a San Rafael?

Artículo anterior“Podríamos retomar la actividad después de julio”
Artículo siguienteApertura de sesiones