Hallaron nuevos restos de población humana que vivió en El Indígeno hace más de 1.500 años

Según informaron los científicos, encontraron allí más de 130 estructuras habitacionales o pircas

En plena cordillera de Los Andes, a 3.400 metros de altura sobre el nivel del mar, en las nacientes del río Diamante, investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), del Museo de Historia Natural de San Rafael y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) hallaron nuevos vestigios de las poblaciones que habitaron la zona hace más de 15 siglos.
Según informaron los científicos, encontraron allí más de 130 estructuras habitacionales (o pircas), en cuyo interior había piezas de cerámica, instrumentos de piedra y huesos de animales. Las poblaciones habrían ocupado tanto la vertiente oriental de la cordillera como la occidental, lo cual resulta interesante pues habla de la dinámica con la que se vivía en la zona en aquella geografía, a pesar de su difícil acceso.
La doctora Clara Otaola, quien realiza labores en el Museo de Historia Natural, en el Conicet y que forma parte del equipo que participó del hallazgo, dio algunos detalles sobre la investigación a través de FM Vos (91.5). Primeramente aclaró que el descubrimiento inicial ocurrió en la década de los 70 con la presencia de “Tito” Lagiglia, pero que ahora se consiguió el financiamiento para hacer un trabajo de campo más extendido y traer novedades al respecto. Explicó que se aguarda a otros investigadores para conocer los materiales arqueológicos que traerán desde la cordillera.
Será en el laboratorio de la UTN en Los Reyunos donde se analizarán los nuevos materiales. “Han sido muy buenos los hallazgos y la conservación en la que se encuentran los materiales, lo que nos va a permitir aprender aún más sobre las características de estas comunidades”, dijo.
Si bien esto es llamativo e importante para el conocimiento, la doctora Otaola aclaró también que en nuestra zona hay sitios arqueológicos fechados con una antigüedad aún mayor, incluso de hasta 9.700 años. “Lo interesante son las dificultades que tiene la ocupación humana en este lugar. Los sitios más antiguos que tenemos cerca de San Rafael están más en el llano y hay algunos cerca de la cordillera, por Las Leñas, pero a esa altitud, es el sitio más antiguo que tenemos”, explicó.
Los científicos suponen que por el lugar en el que se encontraba esta comunidad, deben haber habitado allí durante el verano y ocupado las áreas más bajas el resto del año, tal vez compartiendo con otras poblaciones.

Financiamiento
Gracias al aporte de Fundación Williams, que ha decidido aportar fondos para el trabajo de campo, se podrá realizar una tarea profunda. El dinero no solamente se utiliza para el transporte de los facultativos, sino también para mover equipos y demás materiales necesarios.