Hizo su vuelo de bautismo la primera piloto de caza del país

La teniente Sofía Vier se convirtió el miércoles en la primera piloto de caza de Argentina, tras realizar su vuelo de bautismo en una ceremonia que tuvo lugar en la IV Brigada Aérea de Mendoza. Si bien la Fuerza Aérea había formado pilotos femeninos, han sido dentro de las especialidades helicópteros o de aviación de transporte.
La ceremonia estuvo presidida por el gobernador Rodolfo Suarez; el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el jefe de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier Xavier Isaac; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de brigada Juan Martín Paleo; y los jefes de Estado Mayor del Ejército, general de Brigada Agustín Cejas; y de la Armada, contraalmirante Julio Guardia.
La teniente Sofía Vier hizo su vuelo de bautismo, al igual que el resto de los egresados, en aviones IA-63 Pampa II y helicópteros SA315B Lama.
En diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, la teniente señaló que si bien le resta algo de tiempo de prácticas para ser “piloto de caza bombarderos”, esa es la meta. “Igualmente fue muy emocionante para todos porque veníamos esperándolo hace mucho”, dijo.
Luego de terminar el curso de aviador militar, fueron destinados a Mendoza, donde comenzaron con vuelos de familiarización, rindieron exámenes y habilitaciones sobre el avión (material y equipo, operaciones locales y teoría de instrucción aérea); luego comenzaron los vuelos que implican familiarización, pilotaje, instrumental, acrobacia, formación y formación táctica. Ahora trabajan sobre combate aéreo.
En todos los vuelos anteriores al del miércoles, la teniente Vier había pilotado acompañada. No obstante –aseguró– que en su primer vuelo sola estaba tranquila, pues es algo que vienen postergando desde hace mucho tiempo debido a la pandemia. “Los instructores nos dan la seguridad para que podamos subirnos y saber que estamos haciendo las cosas bien. Estaba tranquila, lo único que tenía era la presión de todos los medios de comunicación, que no es algo normal. Pero en el vuelo la pasé muy bien”, expresó.
En lo personal, el abuelo de esta piloto fue uno de los precursores de la Fuerza Aérea Argentina, habiendo sido piloto de prueba e ingeniero aeronáutico; su padre es piloto de caza (r) y su tío es helicopterista.
El avión en el que hizo este vuelo de bautismo, IA-63 Pampa II, sirve para entrenamiento de pilotos de caza y alcanza una velocidad de aproximadamente 400 nudos (740,8 kilómetros por hora).

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorEn La Pampa “constatarán” la sequía del Atuel
Artículo siguienteLa ONU advierte que el coronavirus podría empujar a 14 millones de personas al hambre en América latina