Hong Kong: 300 arrestos durante el primer día de la ley anti independencia

Al menos 300 personas fueron detenidas este miércoles en Hong Kong acusadas de promover la secesión del territorio de China, algo que está penado bajo la nueva Ley de Seguridad Nacional que el Gobierno de Beijing impuso en la otrora colonia británica. Además, la policía reprimió con gases lacrimógenos las numerosas protestas que se organizaron en el distrito Centro y Occidental.

«La policía dispara bolas de pimienta a la gente reunida en Causeway Bay para mostrar su enojo por la nueva Ley de Seguridad Nacional», informó el sitio South China Morning Post.

Desde el perfil de Twitter oficial de la Policía de Hong Kong informaron de algunas de las detenciones realizadas durante la jornada, entre ellas la de un hombre que tenía «una bandera por la independencia» del territorio cuando el texto de la norma que entró en vigencia este 1 de julio prohibe expresamente el reclamo al Gobierno de China.

La agencia de noticias Hong Kong Free Press informó que la policía asistió a las protestas de este miércoles con sus propias pancartas, en las que constaba que se detendría a cualquiera que esté «exhiba banderas, cante slogans o se conduzca con la intención de secesión o subversión, que puedan constituir ofensas bajo la nueva Ley de Seguridad Nacional«.

Las autoridades informaron que muchos de los arrestos no se debieron a contravenciones a la Ley de Seguridad Nacional sino a una Ordenanza de Orden Público por la cual no estaba permitida la aglomeración de gente, y mucho menos las protestas.

«Liberen a Hong Kong, la revolución de nuestros tiempos», se puede leer en la bandera de una manifestante, un slogan que, según el reportero James Griffiths, «probablemente ahora sea ilegal» y motivo de detención.

El corresponsal explicó que la policía cerró las calles del centro de Hong Kong para evitar el avance de una columna de manifestantes, pero que la marcha continuó por otras rutas.

«El Gobierno no sólo impone un control a las acciones de las personas sino también a sus pensamientos… Si China es tan frágil que puede ser herida por una bandera, China necesita reflexionar sobre por qué es tan frágil», expresó Fergus Leung, concejal del distrito Centro y Occidental, a HKFP.