Hoy es el 35º aniversario de la escuela Antonio Di Benedetto

La escuela técnica 4-043 “Antonio Di Benedetto” cumple 35 años y lo celebrará hoy en el edificio escolar, ubicado en la calle Coronel Campos S/N, de Rama Caída. Julia Borja, docente de enseñanzas prácticas y preceptora de la institución, comentó a FM Vos (91.5) y Diario San Rafael las actividades previstas para la celebración.
Esta institución educativa es la única existente en el distrito de Rama Caída, por lo que asisten a ella la mayoría de los jóvenes que viven cerca. Posee dos modalidades: la técnica-agropecuaria, y la de humanidades y ciencias sociales.
La profesora Julia Borja explicó que hace 35 años, esta escuela nació a partir de la demanda de los jóvenes de la zona de poder complementar su escolaridad secundaria. No poseía edificio propio, por lo que empezó como una “escuela-móvil”, compartiendo edificio con la escuela 1-302 “Mauleón Castillo”, que se encuentra casi a dos kilómetros de su edificio actual; luego fueron a trabajar al edificio de la escuela 1-076 “Pedro Molina” y más tarde a la 1-081 “Comodoro Py”. Finalmente, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) donó un terreno de alrededor de 14 hectáreas, donde –de a poco– se construyó el edificio actual, al que concurren 200 alumnos. La docente señaló que ella y muchos de sus colegas son exalumnos de allí.
La “Antonio Di Benedetto” cuenta con un campo experimental, en el que hay una quinta de durazneros, ciruelos y viña de la que surge la materia prima para industrializar con los alumnos, de acuerdo a los distintos espacios curriculares. Se elaboran mermeladas varias, y a los jóvenes se les explica la realización de todo el proceso, desde la cosecha hasta el envasado, e incluso los productos quedan a la venta después a beneficio de la escuela. Tienen además un lote de pollos parrilleros y de gallinas ponedoras. Si bien no poseen bodega, se fracciona vino que se elaboró en la escuela Iaccarini.
Hoy habrá, además del acto protocolar, una torta, y seguidamente un ágape para agasajar a todos aquellos que concurran al establecimiento.