“Hubo un gran cambio de paradigma a raíz de la convención de los derechos de la persona con discapacidad”

Los Centros de Día son espacios que se crean a partir de la necesidad social de darle contención a los jóvenes y adultos con discapacidad. Tal es el caso del centro de día Nuevo Sol, con la particularidad de que este se enfoca más en las discapacidades mentales, atendiendo chicos desde los 13 hasta los 50 años. Otros, por ejemplo, se enfocan en la atención motora.
Sobre su funcionamiento, Noelia Chandia, directora del hogar, comentó a FM Vos (91.5) que en el lugar desarrollan talleres recreativos terapéuticos que tienen que ver con el hacer cotidiano –música, teatro, comunicación y educación física–.
“En San Rafael existen siete centros de día, próximamente se inaugurará uno más. En el caso de la firma Nuevo Sol, se compone de dos centro ubicados en San Rafael y uno en General Alvear”, detalló la profesional.
Sin embargo, la demanda actual del departamento no se encuentra totalmente cubierta, según señaló la directora. “En realidad faltan espacios porque los chicos terminan la instancia de escolarización primaria, ya sea con maestra integradora o en escuelas de educación especial que están en el medio, y después, solamente APRID, la escuela IRIS o la Chimeno Codó tienen talleres prelaborales”.
Y es que como explicó, los centros no dependen del Ministerio de Educación y, por ende, no tienen como base una parrilla fuerte de actividades curriculares. Por el contrario, tienen más que ver con las actividades referidas a la salud. “La idea de los centros día es habilitar a las personas con discapacidad a que sean cada día más autoválidas, a que lleven cada día una vida más normalizada y que la personas adulta pueda comenzar a optimizar sus recursos”, agregó la mujer.
De todas maneras, estas instituciones tienen que responder a una estructura que se da desde el Ministerio de Salud y que se logra a través de un grupo de profesionales, como una terapista ocupacional, un psicólogo, un asistente social, un médico clínico o psiquiátrico, una fonoaudióloga, un kinesiólogo y una nutricionista.
La atención está garantizada en un 100% a través de las distintas obras sociales gracias a la Ley de Discapacidad, es decir, que todas las personas que posean el Certificado Único de Discapacidad (CUT) tienen acceso a estos servicios.
Finalmente Chandia habló de “un buen camino” acerca de la inclusión en nuestra sociedad. “Hubo un gran cambio de paradigma a raíz de la Convención de los Derechos de la Persona con Discapacidad. De nombrarla como discapacitada, se pasó a persona con discapacidad. Esto lleva a que las personas comprendan que es la persona con ‘esto’ que lo acompaña, con esta dificultad para desenvolverse en diferentes lugares, es decir, que la discapacidad no tape a la persona”.
A partir de allí, dijo Noelia, se han logrado importantes avances. “La sociedad ahora conoce, y es que el conocer es querer. Conocen que ellos no son cosas raras “, finalizó.

Compartir
Artículo anteriorNuevo Fiscal Federal
Artículo siguienteCornejo