Huesos encontrados en Cuadro Benegas correspondían a una mujer que vivió hace 1.500 años

Hace dos semanas dimos a conocer el hallazgo de restos humanos correspondientes a una mujer que vivió hace unos 1.500 años. El doctor en Ciencias Naturales Miguel Giardina –que trabaja como investigador del Conicet– explicó a FM Vos (91.5) y Diario San Rafael cómo siguen los trabajos de investigación.
El miércoles 29 de mayo en horas de la tarde, un grupo de obreros realizaban trabajos rurales en una finca ubicada en el zanjón Los Inquilinos, al sur de la Ruta 144, en el distrito de Cuadro Benegas. En ese contexto, cavaban un pozo y a poco más de un metro de profundidad encontraron restos óseos. Si bien al principio no les llamó demasiado la atención, la mandíbula fue lo que los conectó con la realidad: eran restos humanos. El dueño de la finca decidió llamar a la Policía y la Fiscalía para comenzar una investigación a fin de descartar cualquier tipo de crimen.
“Cuando nosotros llegamos a la finca, corroboramos que los huesos eran humanos y descubrimos que ahí mismo había restos de cultura aborigen: restos de cerámica mezcladas con los huesos, encontramos una punta de flecha… La Policía Científica estaba en el lugar y decidimos que nos íbamos a hacer cargo nosotros de terminar de rescatar lo que estaba bajo la tierra”, explicó el doctor Giardina. Fue así que se armó una excavación con técnicas especiales para ir bajando capas de tierra y se fueron recuperando más restos óseos (no solo humanos, sino también de animales que podrían estar asociados a la alimentación de aquellas personas). El trabajo llevó alrededor de cuatro días debido a la profundidad en la que estaba todo aquel material. Se pudo comprobar finalmente que los huesos eran de una mujer adulta (debido a la forma de la pelvis y a la cantidad de molares).
En este momento los restos están en el Museo de Historia Natural en un proceso de estabilización, puesto que poseen mucha humedad.
Al estar judicializado el caso, se deberá presentar un informe a la Fiscalía con detalles sobre el sexo, edad y algunos rasgos sobre su alimentación. Luego todo pasará a formar parte de las colecciones del museo y recibirá, seguramente, análisis de otros investigadores del país.