Imputaron a los detenidos por narcotráfico y los trasladaron a Mendoza

Ayer, pasado el mediodía, tres hombres salieron encapuchados y esposados de la Delegación San Rafael de la Policía Federal, donde permanecieron detenidos e incomunicados desde la noche del sábado.
Los esperaba, en su despacho, el juez Eduardo Puigdéngolas, quien los acusó por tenencia, transporte y comercialización de estupefacientes, delitos previstos en la Ley 23.737. Tras indagarlos, ordenó su traslado a la cárcel federal de Luján de Cuyo, donde aguardarán el resto del proceso.
Como informó este diario por estos días, la base sanrafaelina de los narcos era una gomería situada en avenida Hipólito Yrigoyen, a metros de avenida Moreno. Allí –según dieron cuenta fuentes judiciales– el responsable del local recibía estupefacientes que después distribuía en San Rafael y General Alvear. El proveedor de los sureños era un hombre de Las Heras, que está entre los detenidos, quien a su vez recibía la droga proveniente de Entre Ríos, en manos del chofer de una empresa de transporte de materiales para la construcción.
Entre los secuestros, hubo cientos de dosis de cocaína, otras tantas de marihuana, un arma de fuego, varios miles de pesos, 200 dólares, tres vehículos (un auto, un utilitario y una camioneta) y varios teléfonos celulares, los que serán peritados para tratar de sumar nuevas pruebas al expediente.