Inflación: destacan la fuerte alza en el rubro alimentos

Luego de conocerse los datos de inflación de enero, llamativamente más bajo que los últimos meses, diversos economistas explicaron que el índice está condicionado por el congelamiento temporal de tarifas y combustibles, aunque destacaron que el rubro alimentos y bebidas tuvo un fuerte incremento del 4,7% pese a todo ello.
Así lo indicó en diálogo con Fm Vos (94.5) José Vargas, economista de la consultora Evaluecom.
Sobre si es una baja real de la inflación, respondió que “es un poco más bajo de lo que estimábamos en lo privado, cuando uno desagrega el porcentaje ve que el anualizado sigue siendo el mismo, 53 por ciento anual, y el rubro alimentos y bebidas fue lejos el que más creció, un 4,7%. Fue un mes particular porque primero vencía el congelamiento del IVA y eso impactó en alimentos y bebidas, después tenemos congelamiento de combustibles, de tarifas y Precios Cuidados, esto hizo que evidentemente muchos de los precios se mantuvieran a raya; está claro que sin un congelamiento de combustible o tarifas el número hubiera sido más alto”.
Vargas dijo que “estos acuerdos de precios o congelamientos son por cortísimo plazo, hay que ver qué pasa el día 181, las negociaciones salariales y fundamentalmente el acuerdo con el Fondo Monetario y los acreedores. Se necesita un plan económico integral que todavía no lo vemos, no hay lineamientos”.
El dólar en los últimos días más allá del cepo y el impuesto se ha movido hacia arriba. “No fue una buena semana para los bonos argentinos porque el Gobierno nacional emitió tres bonos para ver si recuperaba dinero y se declaró desierta porque no tuvo la oferta suficiente; el jueves decidió de manera unilateral reperfilar el capital para septiembre y esto generó incertidumbre en el mercado porque muestra que si el gobierno no puede hacer frente empieza a reperfilar de manera compulsiva”.
Cabe recordar que el costo de vida de los argentinos aumentó 2,3% en enero, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos, por lo que fue la más baja desde julio de 2019, cuando se había ubicado en 2,2%.
La menor suba promedio de precios fue del 1,9% en el Gran Buenos Aires y la mayor se ubicó en el Noreste, con un 3,1%. Cuyo, la región Pampeana y la Patagonia anotaron un 2,5%. El Noroeste, 2,4%.
Con los datos de enero, la inflación desaceleró al 52,9% en los últimos doce meses. Esto estuvo motorizado básicamente por el congelamiento en las tarifas de los servicios públicos y de los combustibles.
Con el 4,7%, el incremento de los precios de los alimentos más que duplicó el índice de inflación promedio (2,3%) de enero. Según el Indec, “en las subas se destacan carnes y derivados; infusiones, azúcar, dulces y golosinas”.