Inflación: «El salario de los trabajadores en general no ha aumentado, incluso en muchos casos ha disminuido»

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dará a conocer el jueves el Índice de Precios al Consumidor, el cual –para consultoras privadas– posee incrementos de entre 3,6% y el 4%, por lo que el acumulado anual cerraría en torno a una inflación del 35%. La canasta básica de alimentos, según un análisis de la Asociación Consumidores Libres, aumentó 6,5% en diciembre.
Héctor Polino, titular de la Asociación Consumidores Libres, dijo a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, que el aumento que se dio el mes pasado “es muy significativo, muy importante, sobre todo en un momento en que en el país ha bajado el consumo como consecuencia de la cuarentena”. “Es un momento en que el salario de los trabajadores en general no ha aumentado, incluso en muchos casos ha disminuido; en un momento en que están congeladas las tarifas de los servicios públicos, tanto de la energía eléctrica, el gas natural, el agua potable; en un momento en que está vigente el programa Precios Cuidados, el programa de Precios Máximos 2.300 productos, que arrancó el 20 de marzo; y con solamente dos aumentos autorizados por el Poder Ejecutivo Nacional que oscilan entre el 2% y el 5%, dependiendo del producto; de modo que en el marco de esas condiciones, tener en un mes un aumento del 6,5%, es realmente exagerado”, expresó, y agregó que “la inmensa mayoría de los países de la Tierra, en 5 años no tienen este aumento que nosotros tuvimos en sólo 31 días”.
Entre los productos de la canasta básica que hicieron llegar a esa cifra, están además de la carne, el arroz en grano fino que subió el 11,11%; la yerba mate superó el 10,6%; la papa negra tuvo un aumento del 18,75%. “Este fenomenal aumento, nos dio a pesar de haber disminuido en el mes de diciembre, por ejemplo, el precio del tomate perita y hay ahora es una sobreabundancia de tomate y disminuyó un 36,36% en el mes; la cebolla disminuyó un 5,26%; no obstante esas fuertes disminuciones, el promedio de los productos de almacén, frutas, verduras y carne vacuna, nos dio ese 6,5%, de modo que estamos ante una situación muy complicada”, señaló, aunque aclaró que todo esto “no empezó con este Gobierno sino que viene desde hace varios años, y Argentina conquistó y consolidó el tercer lugar en el mundo por el índice inflacionario que tiene”.
Aseguró que tenemos “aumentos por las dudas”, en el marco de una economía “prácticamente dolarizada, cuando la inmensa mayoría de los productos que comemos tiene materia prima argentina, mano de obra argentina e impuestos argentinos”.