Informe: un estudio sostiene que en Mendoza hay un muerto cada 36 horas por accidentes de tránsito

Los siniestros viales en estos primeros 300 días del año (hasta este viernes 26) se cobraron la vida de 195 personas en las calles o rutas de la provincia. Quienes viajaban en moto se convirtieron en los trágicos protagonistas y encabezan el listado de fallecidos.

Según los datos archivados en Los Andes, con números aportados por el propio Ministerio de Seguridad, el mes más trágico fue abril, cuando hubo 30 fallecidos.
Esta estadística, tomada de los partes oficiales que Seguridad aporta a diario, no sólo se limita a las personas que murieron en el lugar del siniestro, sino que suma aquellos que, como consecuencia de las heridas, terminaron internados y dejaron de existir horas o días después.

El mes con mayor número de víctimas fue abril, cuando murieron 30 personas, seis más que la cifra del mismo mes pero del año 2008.

Mientras agosto fue el mes de menor cantidad de siniestros, con 12 personas fallecidas, muy lejos de los 31 muertos (récord de la década) que tuvo ese mismo mes pero de hace 10 años.

El primer sábado del año fue el 6 de enero y marcó lo que es casi una constante cada fin de semana. Ese día murieron 4 personas: dos en Tunuyán y las restantes en Guaymallén y en Lavalle. Tres de ellas se movilizaban en auto, mientras que la restante lo hacía como acompañante en una moto.

Al final de los 31 días del primer mes del año se contaron 19 muertos. De ellos, siete se movilizaban en auto, seis en moto, dos lo hacían en bicicleta, tres fueron peatones y uno iba al mando de un camión.

Igual número de víctimas fatales (19) dejó el mes de febrero. El registro se inició el viernes 2, cuando un colectivo chileno se desbarrancó en Uspallata después de ser rozado por otra unidad, dejando el lamentable saldo de tres chicos muertos y una veintena de heridos.
En el resto de los siniestros fatales contabilizados ese mes se vieron involucrados otros nueve automovilistas, seis motociclistas y un ciclista.

En marzo los muertos fueron 22, 14 de los cuales se conducían en motos. Seis lo hacían manejando autos, mientras que uno iba montado en una bicicleta y el restante encontró la muerte caminando.

Abril marcó el pico más alto en accidentología, con 30 víctimas fatales. Y como ocurre casi siempre, la mayoría de los muertos viajaba en moto: ese mes fueron 11. Abril también mostró un incremento en los peatones atropellados que fueron siete. De las restantes víctimas fatales, nueve iban en automóvil y tres en bicicleta.

El quinto mes del año arrojó otro gran número de muertos: 25. Y otra vez los motociclistas fueron la mayor cantidad de víctimas: 12. Cinco iban en vehículos de cuatro ruedas y cinco eran peatones, entre los que se cuentan Jorge Carlos Cussi y Daniel Ríos, los dos efectivos policiales que el viernes 25 fueron atropellados por Alberto Sebastián Petean Pocoví.
En mayo también perdieron la vida un ciclista y un hombre que iba a caballo en Rivadavia y fue atropellado por un camión.

Junio tuvo 16 fallecidos. La mitad eran conductores de motos, cinco lo hacían en auto y tres fueron atropellados, entre ellos, un peatón, un hombre en silla de ruedas y un ciclista.
Nueve fueron los automovilistas que murieron en julio, entre ellos una nena que iba sentada en la falda de su madre en un auto conducido por el padre, que, se comprobó, estaba alcoholizado. Durante el séptimo mes del año se registraron cinco víctimas en moto, además de un peatón. En total fueron 15 los fallecidos en calles y rutas.

Automovilistas y motociclistas perdieron la vida en igual número: cuatro en cada tipo de esas movilidades. Entre ellos, un motociclista que chocó el domingo 5 y falleció tres días después.

En setiembre los muertos fueron 18, cuando quienes viajaban en moto volvieron a ser trágicos protagonistas: se contabilizaron nueve muertos. Cuatro víctimas fatales iban en auto, tres eran peatones y dos ciclistas, uno de ellos un efectivo de la Policía que fue atropellado por un camión en San Martín.

Y así llegamos a los 300 días del año, que se cumplieron este viernes, cuando los números emparentados con los siniestros hacen referencia a 19 muertos, con 10 automovilistas involucrados, cinco motociclistas (una de las víctimas fue una mujer fallecida este jueves en el Parque), dos ciclistas y el mismo número de peatones.

Fuente: Los Andes