Inglaterra: El extraño caso de la joven que puede morir si come otra cosa que no sea arroz y vegetales

Antes de 2014, Sophie Willis, una inglesa de 25 años, dedicaba todo su tiempo a algunas de sus grandes pasiones: diseñar velos para vestidos de novia, correr maratones y salir con sus amigos. Pero su vida dio un vuelco cuando empezó a sentirse con frecuencia enferma, llegando a experimentar reacciones alérgicas hasta siete veces por día.

Estos ataques que aparecían de improviso le provocaban marcas en la piel, hinchazón en la zona de la garganta, los ojos y los labios, y hasta desmayos.

Tuvieron que pasar dos años hasta que Sophie, después de haber visitado más de 30 hospitales buscándole una explicación a su mal, fue finalmente diagnosticada con el síndrome de activación mastocitaria (MCAS, por sus cifras en inglés), una extraña enfermedad por la que las células de la sangre reacciones de manera inapropiada frente a la mayor parte de los alimentos, y que en ciertos casos puede provocar hasta la muerte.

El extraño caso de la joven que puede morir si come otra cosa que no sea arroz y vegetales

En cuanto los médicos pudieron determinar cuál era su padecimiento, Sophie debió cambiar completamente sus hábitos. Además de limitar su dieta a vegetales y arroz, los únicos alimentos que su organismo soporta, también tuvo que cambiar su rutina, ya que nunca sabe con seguridad cuando sufrirá una nueva crisis.

“Es aburrido, pero me permite vivir mi vida con cierta normalidad”, agregaba la joven, al mismo tiempo que no dudaba en reconocer lo mucho que extraña sus comidas favoritas: el queso, las frutillas, el chocolate y los postres de todo tipo.

El extraño caso de la joven que puede morir si come otra cosa que no sea arroz y vegetales

Pero esto no es todo. Como Sophie también es alérgica al sol y a las fragancias, sus cuidados no se limitan solamente al régimen alimenticio. “Como tampoco puedo estar rodeada de aerosoles, mi novio Prash y mis amigos no puede ponerse desodorante o perfume cuando van a verme”, explicaba en la misma entrevista.

Actualmente la diseñadora toma cerca de 60 pastillas diarias para mantenerse estable, e intenta volver lentamente al ruedo, aunque con cambios inevitables en su cotidianidad.

El extraño caso de la joven que puede morir si come otra cosa que no sea arroz y vegetales

Por ejemplo, sabe que si una noche sale durante todo la jornada siguiente deberá hacer reposo. También retomó el trabajo, pero con un ritmo mucho menos intenso porque se cansa con facilidad.

Mientras recauda dinero para diferentes asociaciones que realizan beneficencia, entre ellas una fundación para gente que sufre de MCAS, Sophie disfrutar nuevamente del día a día.

El extraño caso de la joven que puede morir si come otra cosa que no sea arroz y vegetales