Insólito: el presidente de Nigeria tuvo que desmentir que esté muerto y que su clon gobierna el país

Puede ocurrir con cualquier persona en algún rincón del planeta, con algún ignoto desconocido, pero que el mismísimo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, deba salir a desmentir ser un doble de sí mismo y estar muerto, suena a película clase “C”.

Ante esto, el mandatario calificó de “ignorantes” los rumores que aseguran que ha muerto, al tiempo que remarcó: “Les puedo asegurar a todos que soy el verdadero yo. A finales de este mes celebraré mi 76 cumpleaños. ¡Y todavía estoy fuerte!”, afirmó Buhari según reproduce ABC.

Incluso, las declaraciones las hizo en el marco de un encuentro con la comunidad nigeriana en Polonia, donde asiste a la cumbre sobre el Cambio Climático (COP24) que alberga la ciudad de Katowice. “Los rumores ignorantes no son sorprendentes. Cuando estuve de vacaciones médicas el año pasado mucha gente deseó mi muerte”, concluyó Buhari, quien pasa de forma habitual largos periodos de tiempo en Londres, donde recibe tratamiento para una enfermedad no revelada.

Sus aclaraciones llegan después de que figuras relevantes del mundo de la política nigeriana, así como publicaciones virales en las redes sociales, acusaran al mandatario de ser un impostor nacido en Sudán y llamado Jubril. Estas publicaciones, que datan desde finales de 2017, cuando el mandatario regresó de otro largo periodo de convalecencia en Londres, se han visto y difundido en internet más de 500.000 veces, lo que finalmente ha provocado que el Gobierno de Nigeria rompa su silencio.

Buhari es presidente desde mayo de 2015 y aspira a un segundo mandato en las elecciones del próximo febrero, mientras la oposición y organismos de la sociedad civil critican sus continuas ausencias y no haber cumplido su promesa de derrotar al grupo yihadista Boko Haram.