Instagram lleva los clásicos de la literatura universal a Internet

La entrada de la tecnología en el terreno de los libros, antes ocupado únicamente por el papel, ha producido un cambio de los hábitos de lectura.  Por ese motivo, cada vez son más las iniciativas que hacen uso de ella.

Un ejemplo de ello es la Biblioteca Pública de Nueva York, que ha decidido usar su perfil de Instagram (@nypl) para que los grandes clásicos sean más accesibles e incentivar la lectura entre los más jóvenes.

Con esta intención, la biblioteca neoyorquina ha creado, junto a la agencia de publicidad Mother, «Insta Novels», una iniciativa que convierte algunos clásicos de la literatura en novelas animadas digitalmente por varios artistas visuales.

Según informó el diario digital Engadget, las novelas, con unos diseños que se inspiran en los libros originales, se publicarán como Historias. La primera historia se colgó esta semana, y la elegida fue la novela Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll.

El texto está incluido en su totalidad, y a lo largo de la historia hay fragmentos de animación y dibujos de Magoz, un ilustrador con más de 57.000 seguidores en Instagram.  Para leer, el lector debe mantener pulsada la pantalla para mantener la página. Una vez haya leído todo el texto, puede levantar el pulgar para permitir que la historia avance a la página siguiente.

Un detalle agradable introducido en las historias es que hay un pequeño espacio en blanco en la esquina inferior derecha marcada para apretar la pantalla. De este modo, el lector no tapa el texto mientras pausa la historia.

Durante los próximos meses también se podrán leer El papel de pared amarillo de Charlotte Perkins y La metamorfosis de Franz Kafka.  Todas ellas en forma de Historias que, aunque éstas desaparecen tras 24 horas, se podrán recuperar en el apartado de Destacados del perfil de la biblioteca en Instagram.

«Instagram creó la estantería perfecta para este tipo de novelas en línea. Desde la forma en que pasas las páginas, hasta donde descansas el pulgar mientras lees, la experiencia es como leer una novela de bolsillo», explicó Corinna Falusi, directora creativa de Mother.