Instruyeron a la prensa respecto a cómo será su tarea en el juicio a Damián Ortega

El primer juicio por jurado de San Rafael ha generado una mayor expectativa que cualquier otro proceso, teniendo en cuenta que será el primero de esa característica en la historia del Sur mendocino, luego de la promulgación de la Ley 9.106 el año pasado.
Damián Ortega será la primera persona en ser juzgada por un jurado popular, compuesto por 12 personas que –al final del debate– deberán indicarle al tribunal si está probado el hecho que se sustancia en el juicio y si la persona acusada es culpable o no, en este caso, del femicidio de Florencia Peralta. Para que el imputado sea condenado, es necesario que todos los jurados lo consideren culpable. De no ser así, Ortega continuará en libertad.
Reunión con la prensa
Para que la primera experiencia de juicio por jurado popular se desarrolle sin sobresaltos y no corra riesgo la integridad de las 12 personas a las que será dirigido el debate, Juan Manuel Porolli y Nicolás Galuya, del staff de Prensa del Poder Judicial de Mendoza, convocaron a periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos para instruirlos sobre cómo podrán trabajar durante los cuatro días que dure el juicio contra Ortega.
Al momento de cada audiencia podrán ingresar camarógrafos y fotógrafos, quienes estarán habilitados por algunos minutos a registrar imágenes de la sala mientras en ella se encuentre el acusado, Damián Ortega, y el resto de las partes, entre ellas el fiscal Pablo Peñasco, los defensores Mariela Herrera y Waldo Torres, y el abogado de la familia Peralta, Alejandro Cazabán.
Es importante aclarar que durante la presencia de las cámaras, no estarán presentes en la sala los integrantes del jurado, quienes ingresarán una vez que los trabajadores de prensa se hayan retirado. Solo podrán permanecer en la sala periodistas, sin posibilidad de que utilicen grabadores ni teléfonos celulares. “Uno de los objetivos es no develar la identidad del jurado”, explicaron desde la Justicia local. Claro está, en ese aspecto, que no se puede filmar, fotografiar ni grabar al jurado.
Por otra parte, especificaron que la declaración de los testigos podrá ser publicada sin detallar el nombre de quién la formuló. Eso será controlado a partir de una acreditación entregada a periodistas y un seguimiento al medio que pertenece. En caso de detectar el incumplimiento del medio a las órdenes emanadas desde Prensa del Poder Judicial, el periodista pierde su acreditación.
El juicio a Damián Ortega se extenderá del 7 al 10 de mayo en los tribunales de San Rafael. Las audiencias serán en horario corrido a partir de las 9 de la mañana, con las tres primeras destinadas a la presentación del caso y a la declaración de 28 testigos. En tanto que la cuarta y última jornada será de alegatos de las partes, deliberación y comunicación de la decisión del jurado.