Intel construirá una gran planta de chips en Irlanda

Lo que la industria tecnológica venía pidiendo a gritos a Intel desde mediados del año pasado parece que ha llegado a los oídos del mayor fabricante de microprocesadores del mundo. Ante la carencia de chips y problemas de abastecimiento de los fabricantes de ordenadores, la compañía estadounidense ha desvelado sus planes para que la crisis no vuelva ocurrir: ampliará su factoría de planta en Kildatre, Irlanda, de 90.000 metros cuadrados, hasta los 110.000 metros cuadrados. En el empeño invertirá 8.000 millones de dólares y ocupará a más de 3.000 personas durante los cuatro próximos años. El complejo incluirá ocho grandes tanques de agua de 63 metros de altura, generadores eléctricos y plantas de aguas residuales. Queda claro que Intel no podrá resolver su actual crisis de suministro con esta iniciativa, pero al menos parece que ha tomado medidas para que no vuelva a repetirse en el futuro.