Intentó abusar de dos hermanas menores de edad y casi fue linchado

Un presunto intento de abuso sexual contra dos hermanas menores de edad generó conmoción entre vecinos de calle Irene Curie al 1000, quienes enterados de la situación, pretendieron hacer “justicia por mano propia” contra el posible agresor.
La serie de hechos tuvo lugar el domingo cerca de las 5 de la mañana y fue informada a la Policía mediante un llamado al 911, que dio cuenta de un caso de abuso sexual contra dos menores. De inmediato, y con la premura del caso, agentes de la fuerza se desplazaron hasta la propiedad donde se habrían producido los hechos. Fuera de la vivienda, los uniformados encontraron al presunto abusador tendido en el piso, con signos de haber sido golpeado en reiteradas ocasiones por parte de vecinos enardecidos, quienes enceguecidos pretendían linchar al sujeto. En ese hostil contexto, los efectivos debieron rodear al individuo y esperar una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC), que lo trasladó al hospital Schestakow.
En el lugar, la madre de las víctimas, una mujer de 37 años, le detalló a los policías actuantes que estaba durmiendo y se despertó por los gritos de una de sus hijas, de 11 años, quien le manifestó que había sido manoseada por un joven, al igual que su hermana, de 14 años. Desesperada, la progenitora de las víctimas pidió ayuda y el presunto abusador fue abordado por vecinos cuando, casi sin ropa, buscaba escapar corriendo del lugar del hecho. Allí quedó a merced de varias personas que lo golpearon, indignados por lo que había ocurrido en la casa de calle Irene Curie.
Tras la intervención policial, apareció una licencia de conducir perteneciente al presunto abusador, un joven de 19 años de apellido Irrazábal, quien quedó internado bajo consigna policial y a la espera de las actuaciones del fiscal interviniente en el caso.
Se prevé, según precisaron fuentes judiciales, que a Irrazábal se le impute el delito “abuso sexual simple agravado”.