Intento de robo al Átomo: hoy se define si los autores reciben tres años de prisión en suspenso

El fiscal Javier Giaroli y los abogados defensores de las personas detenidas por el intento de robo al supermercado Átomo de avenida Balloffet acordaron una pena de tres años de prisión en suspenso y 500 horas de trabajo comunitario para los imputados por el hecho sucedido el 3 de septiembre.
Lo pactado por los abogados Adrián Torricella, Diego Sierra y Ariel Lizardez, representantes legales de los acusados, y el fiscal Giaroli, tendrá que ser refrendado este martes antes del mediodía en una audiencia que –en principio- había sido convocada para solicitar la prisión preventiva de los imputados. El encuentro será presidido por el juez Claudio Gil y tendrá a Iván Ábalos como representante del Ministerio Público, quien subrogará a Giaroli por una cuestión de agenda.
Según informaron fuentes judiciales a Diario San Rafael, los imputados Emilio Javier Nievas, María Eliana Contreras, Jésica Liliana Sánchez, Gladys Beatriz Venegas, Brisa Ayelén Venegas y Laura Natalia Cussi, de admitir su responsabilidad ante el magistrado, serán condenados por los delitos “robo agravado en poblado y en banda y por la participación de menores en grado de tentativa en concurso real con hurto simple y daño agravado en perjuicio del Estado”.
De concretarse lo pactado, la pena de prisión –agregaron desde tribunales- quedará en suspenso, al no existir condenas previas en los prontuarios de los procesados. Asimismo, tendrán que realizar tareas comunitarias en un organismo del Estado del ámbito municipal, provincial o nacional. También se establecerá una prohibición de acercamiento de los condenados al local comercial donde pretendieron llevarse mercadería por 49 mil pesos.

El hecho
El lunes 3 de septiembre un grupo de personas ingresó al Átomo que funciona en avenida Balloffet al 2600, llenó varios carros con diversos productos y pretendió retirarse sin pagar la mercadería.
El accionar de las seis personas que, acompañadas de menores, se encontraban entre las góndolas, levantó sospechas en trabajadores de la empresa, que avisaron al 911 por la posible sustracción de la mercadería. Antes de que el grupo se retirara sin abonar los productos, personal de la firma bajó las persianas y les imposibilitó la salida.
La situación se tensó cuando al lugar llegaron efectivos de la Comisaría 38ª, quienes sufrieron agresiones por parte de las cinco mujeres y un hombre que protagonizaron el hecho. El jefe distrital, comisario Marcelo Calipo, intervino y les señaló a los saqueadores “no es la forma”, de acuerdo a lo que quedó registrado en un video viralizado en redes sociales.
Mientras adentro se encontraban los detenidos, fuera del supermercado allegados y familiares atacaron con piedras a efectivos policiales, quienes debieron repelerlos con postas de goma.
El traslado de los detenidos también fue tumultuoso e incluso con consecuencias para el interior de una combi de Cuerpos Especiales, la que terminó con daños en su interior por el accionar de los responsables del hecho.