Interrumpieron el embarazo de la nena de 11 años violada en San Juan

La nena sanjuanina de 11 años violada por su padrastro recibió la interrupción legal del embarazotras declarar en Cámara Gesell, solicitado por ella y corroborado por la Asesoría de Menores de esa provincia.

La Justicia constató que la víctima llevaba 18 semanas de gestación a pesar de que un sector reclamara que siguiera adelante porque supustamente «tenía entre 19 y 21 semanas de gestación».

Según explicó la funcionaria judicial Patricia Sirera este mediodía, «está bien, tranquila, ya abrió los ojos». Y consideró que «Corría riesgo su vida, además era su derecho después de ser víctima de una violación».

La niña no contaba con el apoyo de sus padres, ya que ambos están detenidos por el caso de violación, y es en este caso cuando la Justicia debe tomar potestad sobre los derechos de la menor.

«Es un derecho de la víctima, nosotros escuchamos a la niña, manifestó su deseo de no continuar el embarazo, estaba muy tranquila», dijo Laura Romarión, asesora de Menores.

El caso

Los que se dieron cuenta de que la nena estaba embarazada no fueron sus papás sino las maestras de la escuela Cristóbal Colón, de la localidad de Médano de Oro, en el departamento sanjuanino de Rawson, cuando la alumna no quería sacarse la campera en el aula a pesar del calor. Cuando lo hizo, pudieron ver que tenía una pancita incipiente.

La mamá no quiso hacer la denuncia y por eso fue detenida al mismo tiempo que su pareja, de más de 40 años, violador de su hijastra. La hermanita de la víctima, de 5 años, fue entregada a las autoridades de la dirección de Niñez para su protección.

Fuente: Jornada