Investigadores exploran la construcción con cemento y agregados de plástico

El plástico ha inundado nuestra vida diaria y podemos encontrarlo en envases de productos, ingredientes de cosméticos, el textil de la ropa y en miles de objetos más como son materiales de construcción. De este modo, a la hora de edificar, cada vez más se exploran nuevas tecnologías y materiales, no solamente pensando en sus costos, sino también en la reutilización y el reciclaje de materiales que permitan otras posibilidades a partir de su descarte.
En este campo, un equipo de investigación de la Facultad de Ingeniería trabaja sobre el planteo de que pueden fabricarse elementos constructivos para viviendas sociales, a partir del desarrollo de morteros de cemento con agregado de plásticos. Desde la UNCuyo avanzan en la optimización de mezclas para mejorar resultados en cuanto a resistencia, densidad, aislación térmica y economía.
Al respecto, la doctora en Ingeniería Irma Mercante, quien dirige la investigación dijo a FM Vos (91.5) que “las perspectivas de los desechos plásticos es bastante preocupante y está en el tapete de todos los gobiernos. El plástico demora mucho tiempo en degradarse, sumado al problema de las micropartículas que se van asociando al suelo o a los seres vivos. Este proyecto pretende ser un granito de arena entre todas las estrategias para un mejor manejo de los plásticos y sus residuos. Estamos sobre incorporarlo en ciertas cantidades, mezclas con cemento y áridos, para obtener elementos que luego puedan incorporarse al sistema productivo, para luego construir viviendas sociales”.
Sobre el proceso comentó que “lo que encontramos fue una innovación que se podría hacer a partir de la construcción de paneles que permitan hacer construcciones en seco. De hecho el plástico ya está siendo utilizado el triturado por ejemplo en el departamento de Junín, donde se están elaborando ladrillos con este material. Nosotros lo que estamos haciendo, son mezclas cementicias, pero de características diferentes para la construcción industrializada de estos paneles”
Sostuvo además que “actualmente el plástico es lo que tenemos sin ningún valor agregado, por lo que primero que debemos hacer es recuperarlo. Ahí aparece el componente social de este proyecto, con las organizaciones, es decir, los recuperadores urbanos que hoy en día lo hacen, pero necesita un impulso mucho mayor. Luego de la recuperación pasamos a una trituración y posteriormente un reemplazo por arena. Por esto se requiere investigación, para que esta materia prima sea competitiva con los áridos”.
En cuanto al avance del proyecto, la investigadora concluyó que “ahora estamos en la parte de ensayar diferentes mezclas para saber cuál es la que da mejor calidad de producto. Tenemos una empresa asociada que sería la que puede llevar de la escala laboratorio a escala industrial la elaboración, para lo cual hay que hacer una serie de adaptaciones en las plantas que hoy existen”.