Investigan feroz ataque sexual en la Isla del Río Diamante

Un grave abuso sexual contra una joven de 21 años perpetrado días atrás en la Isla del Río Diamante es investigado por la Justicia local. El hecho ocurrió cerca de las 6 de la mañana del último domingo, cuando la chica retornaba a su casa después de haber salido a bailar con amigos.
En ese momento, y mientras la joven mujer caminaba sola por la calle Amapola, fue abordada por un joven que, tras amenazarla con un arma blanca, la obligó a que lo abrazara y se hiciera pasar por su novia. En esas condiciones la condujo hasta cercanías del río Diamante, donde procedió a accederla carnalmente sin protección por vía vaginal y anal. Tras el ataque, el hombre se retiró del lugar y la víctima pudo, a duras penas, retornar a su vivienda para luego dirigirse al hospital Schestakow a fin de ser revisada.
Minutos después del ataque, el hombre habría amenazado a la chica mediante un mensaje a su cuenta de Facebook a fin de que se abstuviera de denunciar lo ocurrido. No obstante, y con las autoridades policiales y judiciales alertadas de la situación por la guardia apostada en el nosocomio, el hombre de 24 años sindicado como el autor del hecho fue aprehendido rápidamente y puesto a disposición del fiscal Javier Giaroli.
De acuerdo a lo que declaró la víctima en el marco de la causa judicial que se abrió por el hecho, su agresor pertenece a una familia que se encuentra enfrentada con la de ella (ambas se domicilian en la Isla) desde hace tiempo. De hecho, el sábado previo al abuso, el detenido y un hermano de la víctima habían protagonizado algunos incidentes. Esto lleva a pensar que el grave suceso estuvo relacionado con una venganza por rencillas anteriores.
Respecto a las pericias que se han concretado hasta ahora en el marco de la investigación, la mayoría de ellas afirma las declaraciones de la víctima: el examen físico que el médico forense realizó sobre su cuerpo en relación con su relato y el psicológico descartaría que la joven fabule respecto a lo sucedido. Lo que aún espera el fiscal Giaroli son los resultados de los hisopados que se realizaron a fin de determinar si el ADN del semen encontrado en el cuerpo de la víctima es compatible con el del detenido.
El hombre se encuentra alojado en dependencias policiales imputado del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma y amenazas en concurso real y, de ser hallado culpable, arriesgaría una pena de entre 8 y 20 años de prisión.
Por estos días, las partes esperan la fijación de la audiencia de prisión preventiva como próximo paso procesal.
Otro caso similar
Tras el ataque del último domingo, a los investigadores les llamó la atención la similitud con otro hecho ocurrido a mediados de 2018 en el mismo barrio del sur de nuestra ciudad. En aquella oportunidad, un hombre con la cabeza y el rostro cubierto amenazó con un arma blanca a una joven, la hizo que lo abrazara para no despertar sospechas y luego abusó de ella sexualmente.
Si bien desde la Justicia se puso la lupa respecto a este otro caso, los investigadores estiman que es complicado vincularlos entre sí, sobre todo porque al momento de ocurrir el primer ataque la víctima no pudo identificar a su agresor.