Investigan robos a turistas bonaerenses y hay un sospechoso en la mira

Un robo en el complejo de cabañas Puelches, situado en el inicio de la Ruta Provincial 150, a pocos metros de la rotonda del Cristo de Las Paredes, activó la tarea de investigadores policiales y canes especializados en rastrillaje.
Las víctimas del hecho fueron hombres y mujeres oriundos de González Catán, provincia de Buenos Aires, quienes se encontraban cenando en una parrilla lindera cuando ocurrió el hecho. El sereno del lugar ubicó a los bonaerenses para avisarles que había observado a un sujeto de sospechosa actitud saliendo de la propiedad de alojamiento turístico. Al verificar los dos inmuebles que ocupaban, las víctimas advirtieron que les habían forzado una ventana corrediza y el faltante de teléfonos celulares, un parlante bluetooth y una consola de videojuegos.
En virtud de lo sucedido, luego del llamado al 911, en el lugar trabajaron agentes de la Subcomisaría de la Villa 25 de Mayo, con jurisdicción en el lugar, efectivos de la Unidad Investigativa y también integrantes de la sección Canes, con sus respectivos animales. Ese accionar en conjunto fue clave para empezar a esclarecer el hecho.
El rastreo de los animales de Canes “marcó” una vivienda del barrio El Socavón, situado frente a la rotonda del Cristo. Allí, bajo orden judicial, fue allanada la casa de un sujeto de apellido Orozco, “viejo conocido” de la Policía. Durante la redada, los agentes secuestraron un teléfono celular y prendas de vestir. Orozco –de 35 años– fue trasladado a la Comisaría 60ª de Las Paredes, donde quedó a disposición de la Fiscalía de Instrucción II, a cargo de Javier Giaroli.
El objetivo de los investigadores es determinar si Orozco está relacionado al robo de las cabañas y también si tiene vínculos con otros hechos similares. Un detalle no menor es que en la propiedad del sospechoso no apareció ninguno de los elementos denunciados por los turistas.