SECCIONES
  • Nada es tan bello como las ruínas de una cosa bella.| Rodin

sábado 22, de enero , 2022

Investigan si una banda se dedicaba a faenar caballos para comercializar su carne

La sustracción de varios equinos de una finca de El Cerrito y el hallazgo de los animales en otra propiedad del mismo distrito dio inicio a una investigación encabezada por el fiscal Javier Giaroli, que ya tiene a cinco personas detenidas y varios elementos secuestrados.
Todo empezó con una denuncia que ingresó al 911, por la cual se informó que varios caballos habían sido sustraídos de una finca y que los habían trasladado a otra de calle Adolfo Calle y Spinelli, donde un grupo de personas se disponía a faenarlos.
Ni bien el fiscal Giaroli tuvo ese reporte, ordenó a la Policía de Mendoza el inmediato registro del lugar. Los uniformados encontraron varios caballos vivos, los que estaban a punto de ser faenados. En ese momento se determinó que los animales eran de dudosa procedencia y más tarde se confirmó que habían sido sustraídos de una propiedad cercana al lugar donde se iba a llevar a cabo el faenamiento.
Los efectivos, además de detener a cinco personas, derivaron a cuatro menores a la órbita del Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), secuestraron teléfonos celulares, un grupo electrógeno y un camión Dodge en el que habrían sido trasladados los equinos.
De acuerdo con lo que pudo saber este diario, entre los detenidos se encuentra el contratista de la finca donde se encontraban los caballos, quien habría actuado en complicidad con el resto de los aprehendidos.
En el lugar donde fueron rescatados los caballos, aparecieron restos de otros equinos faenados y una especie de fogón donde –creen los investigadores– las partes eran incineradas. También trascendió que se halló un freezer con carne y no se descarta que esta sea de caballo.
En ese escenario, será clave la conclusión de las pericias de veterinaria forense que el fiscal ordenó realizar sobre restos de equinos hallados en la mencionada propiedad. A partir de ese examen, se podrá determinar si los animales eran faenados para consumo.
Los detenidos fueron imputados bajo la figura de “abigeato agravado por utilizar medio motorizado para el transporte de los animales”, delito que contempla penas de 3 a 8 años de prisión.
A partir del hallazgo, el fiscal Giaroli quiere saber si hay más víctimas de sustracción de caballos. De ser así, invitó a los damnificados a reportarlo al 911. El objetivo del funcionario es comprobar si hay más casos en función de los elementos que aparecieron en la propiedad donde se cometían los faenamientos.

 

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción