Irán acusa a EE.UU. de hacer del Golfo Pérsico un “polvorín”

El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, volvió a acusar el lunes a Estados Unidos y a sus aliados de convertir el Golfo Pérsico en un “polvorín” que podría estallar en cualquier momento. “Si hablamos de amenazas que vienen de países de la región, Estados Unidos y sus aliados están inundando de armas la región”, señaló en una entrevista con la cadena Al Jazeera.

El País de España replicó la noticia que indica que Zarif, quien se reunió el último lunes con el emir de Qatar, Tamim Bin Hamad al Thani y —según medios estatales iraníes— le trasladó esa inquietud. Se refirió a la crisis naval de capturas de petroleros a raíz del abandono por Washington el año pasado del acuerdo nuclear con Teherán firmado en 2015.

Ese convenio nuclear limita el desarrollo de su industria atómica a cambio del levantamiento progresivo de las sanciones internacionales también fue suscrito por China, Rusia, Alemania, Francia y Reino Unido. El Estrecho de Ormuz “es angosto y se volverá menos seguro si los navíos (extranjeros) incrementan su presencia en él”, manifestó el ministro, incluido este mismo mes en la lista de sanciones de Estados Unidos.

Estados Unidos y Reino Unido intentaron implicar a otros países europeos, sin resultados hasta ahora, en un despliegue militar en el Golfo para garantizar la navegación por el Estrecho de Ormuz. El pasado 4 de agosto, Irán capturó un nuevo petrolero extranjero en aguas del Golfo Pérsico con la acusación de contrabando de combustible. Detuvo a sus siete tripulantes.

Fue el tercer barco capturado por las fuerzas navales de la Guardia Revolucionaria iraní en menos de un mes, después de la detención del petrolero con bandera británica Stena Impero y otro buque cisterna -el Riah, de origen panameño- registrado antes de que se le permitiera seguir su ruta. Mientras que el carguero Grace I estuvo retenido por la Armada británica en aguas de Gibraltar bajo la acusación de violar el embargo de combustible a Siria.

Irak advirtió el lunes que el despliegue de fuerzas occidentales alimenta las tensiones regionales. “Los Estados del Golfo pueden asegurar juntos el tránsito naval”, informó en Twitter su ministro de Exteriores, Mohammed al-Hakim. Ese país trata de reducir las tensiones a través de negociaciones discretas. “La presencia de fuerzas estadounidenses en la región incrementará la tensión”, agregó.

Qatar tiene una de las mayores bases militares estadounidenses en Oriente Próximo y procura no verse afectado por el creciente conflicto entre Washington Teherán. Aunque han bajado la guerra de declaraciones entre ambos gobiernos, la crítica situación económica que vive Irán por las sanciones es latente y en cualquier momento reaccionaría para llamar la atención del mundo.