Irrigación: 25 de los 64 pozos que reactivarán se encuentran en la cuenca del Atuel

Días atrás, el Departamento General de Irrigación junto al gobierno de Mendoza firmaron un convenio de asistencia a productores con empresas eléctricas de Mendoza con el objetivo de reactivar pozos de riego y mejorar la disponibilidad de agua en las fincas.
En total se reactivan 64 pozos que permitirán aumentar la oferta de agua como refuerzo de la dotación que llega por los canales e hijuelas. Es una medida de emergencia que permitirá que productores puedan terminar el ciclo agrícola 2020 por el mes de febrero, ya que luego vendrá la corta anual.
Hay que destacar que en los últimos días, gracias a las precipitaciones registradas en varios puntos de la provincia, se pudo apaciguar un poco la necesidad de riego de las fincas, especialmente en las cuencas del Atuel y el Tunuyán que son las más afectadas por la crisis hídrica.
En este sentido, desde el Departamento General de Irrigación informaron que el 39% de los pozos que entrarán en funcionamiento gracias a este programa se encuentran en la cuenca del Río Atuel.
En total son 25 los pozos que se pondrán en marcha para “apaciguar” la necesidad de agua de riego en las fincas y aportar a lo que se pueda erogar desde el dique Valle Grande.
Es importante remarcar que en la actualidad la cuenca del Atuel tiene apenas un 29% de agua acumulada entre Valle Grande y El Nihuil, y es la que tiene la menor cantidad de agua acumulada en la provincia.