Irrigación investigará desvíos de agua del Atuel entre Malargüe y El Sosneado

Tras la denuncia por robo de agua en la cuenca de río Atuel, entre Malargüe y El Sosneado, que hicieron algunos regantes, desde el Departamento General de Irrigación se emitió una resolución para iniciar una investigación.
La inspección de los propios regantes incluyó sobrevolar la zona y además inspecciones en tierra, acciones que detectaron estos desvíos de agua. El enojo de los productores generó una reunión con mucha convocatoria y el pedido de explicaciones a Irrigación por la falta de control de estas situaciones.
Consultado al respecto por FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, el superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, dijo que hay tomas que no son clandestinas pero sí mencionó un mal manejo en la distribución del agua, por lo que nombró un interventor en la cuenca e inspecciones para determinar cada situación.
“Ayer (por el martes) me llegaron los primeros informes y saqué una resolución, la 180, que ordena el inicio de una investigación en toda la cuenca del Atuel y, en particular, en inspecciones desde La Junta a El Sosneado. La va a tener a cargo el ingeniero Ricardo Luque, que es la persona que yo ya había jerarquizado antes, va a ser una especie de interventor de la cuenca”.
Marinelli afirmó que “para ser eficiente hay que tener infraestructura y tiene que ver también con el manejo. Además de lo legal y auditorías técnicas que se van a hacer, he mandado a cambiar a quien estaba a cargo de la inspección en la zona”.
El funcionario habló de dos tomas de agua del río que “no son clandestinas porque están empadronados, en uno de los casos se les da agua a los puesteros de la zona, una está arriba del puente cuando uno llega a El Sosneado, si uno mira al oeste 6 kilómetros arriba hay una toma que dota con hijuela al pueblo de El Sosneado. El otro con derecho de riego es un predio del Estado nacional que tiene Gendarmería, antes del aforo se abre una hijuela; tenemos que investigar si por cuestiones topográficas o por costumbre usan muy mal esa agua, he visto las fotos y hay un riego a manto excesivo. Que sean ineficientes es malo, pero peor es si les estamos dando más agua de lo que corresponde, es lo que vamos a determinar”.
Marinelli amplió que los sitios donde se ha puesto foco son “un caño que se había roto que lleva agua a los puesteros y a una propiedad en Malargüe, donde no hay irregularidades en la toma, nada más que faltaba el caño. Y la otra cuestión está aguas abajo, en La Junta, donde se unen el Salado con el Atuel. Ahí hay una toma que tampoco es clandestina, hay una toma nueva y responde aparentemente a los comportamientos del río; está para regar 214 hectáreas empadronadas, lo irregular sería que se le está dando una dotación de agua, pero esa toma debería tener un aforo. No hay clandestinidad en las tomas, sí hay mal manejo. No me quedo conforme, por eso intervengo la parte de cómo distribuir el riego en la zona”.
La denuncia de “robo” de agua se dio a conocer esta semana y generó en la noche del martes una concurrida reunión en General Alvear para pedir explicaciones. Marinelli aseguró en la radio que espera tener conclusiones de la investigación en uno 30 días.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorTAPA 130220
Artículo siguienteFrase