Italia: Discutió con su esposa y salió a caminar 450 km para “despejar la cabeza”

Unos policías italianos, quienes garantizan el toque de queda, afrontaron  una situación inédita en la ruta.Los oficiales sorprendieron a un hombre caminando por la ruta en las afueras de la localidad de Gimarra, en la costa Adriática, luego de la hora establecida para la circulación.
Según informara el medio local Il Resto del Carlino, el hombre de 48 años, estaba «lúcido y bien orientado» aunque rengueaba un poco y se mostraba cansado y con frío cuando se lo llevaron los policías.

El hombre contó que tras una discusión con su pareja había salido a «caminar para despejar la cabeza». Lo extraño que llamó la atención en todo el mundo es que la documentación del caminante informaba que este residía en la ciudad de Como, a unos 450 kilómetros del lugar donde lo hallaron.

Cuando los policías cargaron los datos del detenido en el sistema salió la notificación de que la esposa había denunciado la desaparición de su marido el domingo anterior, luego de que este saliera en la noche del sábado y no regresara.

«Caminé hasta aquí, no usé ningún medio de transporte. En estos días comí y bebí porque las personas que conocí en el camino me dieron agua y comida. Estoy bien. Estoy un poco cansado», señaló el hombre.

Esa noche el hombre fue alojado en un hotel en la cercana localidad de Fano, un lugar que conocía por haber pasado allí unas vacaciones con su familia. Temprano a la mañana siguiente su esposa partió desde Como para ir a buscarlo. Debió llevar dinero para pagar la cuenta del hotel y la multa de 400 euros por violar el toque de queda vigente entre las 22 y las 05 horas en el país.

 

Fuente: Pronto