Italia: Le prestó el baño a un chico y 21 años después recibió un misterioso regalo

Una tarde de 1997, Teresa Borsetti vio desde la ventana de su casa a un hombre que parecía perdido así que se ofreció a ayudarlo, pero él sólo le pidió usar el baño. La mujer, que ahora tiene 89 años, jamás imaginó que ese simple favor fuera recompensado más de dos décadas después.

Es que aquel elegante caballero resultó ser un jeque árabe, uno de los más ricos del planetay, además, un hombre muy agradecido, al menos con Teresa. Hamad bin Jalifa Al Thani jamás olvidó la gentileza de aquella mujer y tras un poco más de dos décadas la buscó para regalarle un viaje a Qatar junto a su familia, con todos los gastos pagos, según informó el diario Corriere Della Sera.

Pero eso no es todo: el emir de Qatar le dejó un misterioso regalo. Sin embargo, hasta ahora, ni la familia de Teresa ni la prensa pudieron develar de qué se trataba.

El momento clave

Todo sucedió hace 21 años, cuando Hamad bin Khalifa Al Thani -fundador de la emisora Al Jazeera y propietario de los Qatar Airways- se encontraba por el puerto de Brindisi, donde acababa de bajar de su yate anclado para una parada técnica. Al-Thani caminó a lo largo de Viale Regina Margherita como un turista ordinario. La caminata se alargó porque el jeque necesitaba un baño. Pero increíblemente los bares y restaurantes estaban cerrados.

El empresario caminó por unos callejones por donde estaba la casa de Teresa, en el pueblo de pescadores. La mujer, que para aquel entonces tenía 68 años, lo vio. “¿Necesitas algo?”, le preguntó. “Un baño», respondió el jeque.

Fue cuando Al-Thani se despidió el momento en que le dio las gracias y prometió volver a verla. Finalmente cumplió con su palabra.