Joven que asaltó local de computación céntrico es imputable

Valentino Carena, el joven de 26 años que hace dos semanas asaltó un local de computación ubicado en avenida Moreno 247 es imputable. Así lo determinaron los profesionales del Cuerpo Médico Forense de la ciudad de Mendoza, que lo revisaron vía plataforma virtual en los últimos días.
Vale recordar que, tras el hecho delictivo, Carena fue aprehendido y sometido a exámenes psiquiátricos en la sección Psicopatología del Cuerpo Médico Forense local. Allí, los profesionales actuantes –un perito oficial y otro de parte– coincidieron en que el muchacho padecía problemas psiquiátricos severos y recomendaron que fuera declarado inimputable. Tras ello, Carena fue trasladado al área de Psiquiatría del hospital Schestakow, donde permaneció hasta ayer.
No obstante ese primer diagnóstico, el fiscal Giaroli solicitó una ampliación de las pericias y estas determinaron que Carena comprende la criminalidad de sus actos, por lo que puede ser sometido a juicio. En ese mismo sentido, el juez Claudio Gil ordenó ayer mismo la externación del joven y su traslado a la Comisaría 32ª, donde aguardará la decisión del fiscal respecto a su situación procesal. En los próximos días, Giaroli decidirá si ordena la detención formal de Carena y luego se discutirá si permanece en prisión preventiva o continúa el proceso en su contra en libertad.
Por otra parte, se supo que Giaroli ordenó una compulsa administrativa a la Procuración para que indague en el actuar de los peritos que intervinieron en el caso.

El hecho
El lunes 16 de noviembre, cerca de las 18, la dueña del local “System Computación” se encontraba atendiendo el mismo cuando, repentinamente, ingresó un individuo –a la postre, Carena– que sacó un arma de fuego de una mochila y la amenazó, para luego sustraer elementos de computación y dinero en efectivo. Los vecinos que advirtieron el hecho persiguieron al autor del asalto, lo alcanzaron en calle Saavedra al 245 y lo redujeron hasta la llegada de la Policía.
Los uniformados que se hicieron presentes en el lugar aprehendieron al sospechoso, le secuestraron un arma réplica de 9 mm (la calidad de réplica podría beneficiarlo y llevarlo a una condena en suspenso), una navaja, 8.800 pesos y algunos elementos de computación que sustrajo del local.