Jueces que asumieron en el 2017 pagarán Ganancias desde enero

Los jueces nombrados desde el 1° de enero de 2017 pagarán impuesto a las Ganancias desde el mes próximo. Después de dos semanas de negociaciones, el Gobierno firmó un acuerdo junto a la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, la Procuración General, la Defensoría General y la Asociación de Magistradospara reglamentar la ley que obliga a tributar a los nuevos jueces.

Se trata de un acuerdo inédito que pondrá en funcionamiento los descuentos sobre más de 100 nuevos jueces y que el año entrante ya podría duplicar ese número, informaron fuentes oficiales. A pesar de la resistencia inicial, el Ministerio de Justicia finalmente logró que los jueces y fiscales aceptaran la propuesta.

¿Cuánto pagarán los nuevos jueces de Ganancias? Mucho menos que el resto de los trabajadores. El acuerdo contempla que el impuesto no se descuente sobre el total de sus haberes, sino que la base imponible sea la diferencia entre el nuevo salario de juez y el sueldo del cargo anterior (secretario letrado). De esta manera, los descuentos de Ganancias se aplicarán sobre el 35% de esa base.

Pero muchos nuevos jueces no estuvieron de acuerdo con esta propuesta porque -sostienen- ante un contexto inflacionario, el aumento de la base imponible licuaría este beneficio en «dos o tres años». En cambio, desde el Ministerio de Justicia aseguran que se trata de una aplicación gradual que durará, por lo menos, unos cinco años.

La noticia generó euforia en la Casa Rosada, en especial para los interlocutores, el ministro Germán Garavano y el consejero Juan Bautista Mahíques. Exultantes, desde el oficialismo le pusieron números concretos al acuerdo: «Un juez soltero que suele ganar más de $200.000 en mano por mes pagaría algo así como $12.000 y, si tienen familia, estaría por encima de $5000», aseguraron.

«Se ha dado un paso histórico, mediante el dialogo, en un acuerdo que logra el pago del impuesto a las ganancias de los nuevos jueces, fiscales y defensores, y el cumplimiento de la ley», sostuvo el ministro Garavano que comandó las negociaciones.

La aplicación de Ganancias sobre jueces, entonces, quedará dividida en tres escalafones. Primero, los más perjudicados, los nuevos jueces que ingresaron por fuera del Poder Judicial, es decir, abogados que compitieron y ganaron sus concursos, que tributarán el 35% sobre el total de sus salarios.

Un escalón más abajo están los nuevos jueces que ya eran empleados del Poder Judicial y ascendieron a jueces (la situación que se reglamentó hoy), que pagaran Ganancias pero con atenuantes. Y el tercer escalafón, los más beneficiados, son los magistrados con antigüedad que no pagan el impuesto porque la ley sólo incluye a los nombrados desde 2017.

La intención del Gobierno es impulsar para el año próximo una nueva ley que incluya a todos los magistrados, incluso a los más antiguos, los que más se resisten a perder ese beneficio.

Desde el oficialismo señalaron que negocian un acuerdo con el peronismo en el Senado para que en febrero se presente una modificación de Ganancias que incluya a los jueces más antiguos. Los denominados «viejos jueces» están convencidos de que durante un año electoral, el Gobierno no tendrá resto para impulsarlo.