Kerchner: “Para los que están gobernando es muy fácil decir ‘yo cierro 7 meses, total, el problema es de otro’”

El exministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza, Martín Kerchner, se mostró muy preocupado sobre la situación que están atravesando la provincia y el país en materia económica, criticando severamente el hecho de que se haya optado por desarrollar una cuarentena como la que vivimos. A ello se refirió en diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael.
Haciendo un balance de lo que está ocurriendo en nuestro país en materia económica, Kerchner señaló que nos encontramos con una “cuarentena absurda, eterna”. Explicó que según un índice de la Universidad de Oxford, que mide el nivel de estrictez de la cuarentena (donde 0 es “nada estricto” y 100 es “máxima estrictez”), Argentina tiene 91,6 puntos de estrictez, es decir, el más estricto de los 170 países estudiados. “Entonces deberíamos decir que estamos todos bien porque no hay infectados ni muertos, pero no, la infección está aumentando porque es imposible tener siete meses a la gente encerrada, empresas cerradas. Los países que mejor performance han tenido optaron por cuidarse con barbijo, cuidar a los más grandes, a los que tienen enfermedades, la distancia, no hacer actividades públicas y testear, testear y testear para acortar las cadenas de contagio, y guardarse cuando ha habido algún contacto estrecho. Esa es la única forma de salir adelante, no cerrar las empresas, no pueden estar siete meses bajo ese sistema porque destruís la economía”, aseguró, y agregó: “Para los que están gobernando, es muy fácil decir ‘yo cierro 7 meses, total, el problema es de otro’; en eso estoy muy de acuerdo con lo que ha hecho el gobernador Rodolfo Suarez, que es cerrar, preparar la parte sanitaria, y luego ir soltando lo más posible, apelando a que nos cuidemos cada uno, porque estamos ante una nueva realidad y si nos encerramos dos años, después al salir va a estar el virus igual; no podemos estar dos años en la casa esperando la vacuna, porque desaparecemos, nos comemos, hay gente que no vive. No estamos todos en el mismo barco, estamos todos en la misma tormenta, lo que pasa es que algunos tienen un yate de 150 metros que puede sobrevivir la tormenta y otra gente está flotando en una canoa; el que está en el yate dice ‘a mí no me toquen porque no me quiero enfermar’, pero el que está en la canoa se está ahogando”.
A todo esto hay que sumarle la crisis del dólar y el aumento constante de emisión monetaria, lo que deriva en más y más inflación.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorEl músico local Fernando “Negro” Jara presenta un nuevo material
Artículo siguienteUnidades Fiscales vuelven a funcionar en el turno tarde