La “bendición” yanqui

Mauricio Macri, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, en ese orden, decidieron viajar a EE.UU. para instalarse como “presidenciables», un llamativo requisito que han debido acatar los presidentes argentinos antes de llegar al sillón de Rivadavia con los votos de sus conciudadanos. 

Casi nadie se pregunta las razones de esta especie de “bendición» laica que buscan nuestros candidatos peregrinando al país del norte, y muy pocos saben que el nombramiento de algunos funcionarios se consulta en las embajadas de EE.UU. y de Israel en Buenos Aires, como alguna vez reconoció Macri que había hecho con el cuestionado jefe de la Policía Metropolitana.

Y a fin de quedar bien con Dios viajan al Vaticano para la foto con el Papa, quien no atraía tantas atenciones cuando era arzobispo de Buenos Aires y crítico de los políticos locales sin distinción de filiación partidaria.

Compartir
Artículo anteriorNaftas
Artículo siguienteHace diez años