La brecha entre lo que paga el consumidor y recibe el productor tuvo una baja histórica

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios en el campo tuvo una fuerte caída en agosto, al ubicarse 15% debajo de julio.
La baja fue impulsada por caídas profundas en las brechas del ajo, el zapallito, la cebolla y el tomate. En el caso de la cebolla y el zapallito, reacomodaron sus brechas después de registrar fuertes subas en julio.
Hubo siete productos con aumento de brechas, 1 sin variación y 16 con descensos en agosto, lo que empujó el IPOD hacia abajo. El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.
En promedio, los consumidores pagaron 4,14 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en julio la diferencia fue de 4,87 veces. La brecha de agosto es la menor desde que se comenzó a medir en agosto de 2015.
Los datos surgen en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras, que releva un equipo de 35 encuestadores.
En agosto, el IPOD frutihortícola cayó 16,9%. La brecha para esos productos promedió en 4,3 veces, ubicándose 28,6% abajo del mismo mes del año pasado. El IPOD ganadero, en tanto, se redujo 2,3% (a 3,4 veces) y se ubicó 7,1% abajo del mismo mes de 2019.
La participación del productor en el precio final saltó a 28,9%, mejorando un 14,1% en relación a julio. Si bien el dato es alentador, deben considerarse variables tales como el crecimiento de los casos de coronavirus en el interior del país; el efecto de la época del año (invierno) sobre la producción; y el aumento de costos. Además, se suman las producciones provinciales que están por ingresar próximamente al mercado y aquellos productos que se encuentran en cola de producción.
En agosto, la brecha mayor se detectó en la zanahoria, donde el precio se multiplicó por 8,35 veces desde que salió del campo, seguida por la manzana (7,2 veces), la calabaza (6,36 veces), y la pera (6,33 veces).
Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: la frutilla (1,6 veces), la acelga (1,9 veces), el pollo (2,16 veces) y la papa (2,51).

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorExplican cómo es el proceso de donación de plasma en el departamento
Artículo siguienteRobaron numerosos elementos en un salón del INTA