La caja de Pandora nacional

En la mitología griega, la primera mujer es Pandora. Su surgimiento se da en el marco de una trama que incluye valentía, traiciones, castigos y esperanza.
Prometeo era el titán amigo de los mortales y por ello robó el fuego sagrado que portaba el dios Helios (el Sol) para entregárselo a los humanos, infelices porque no lo conocían, y así cambiar sus destinos para bien.
Ante dicha osadía, el padre de los dioses, Zeus, montó en cólera y ordenó a diversos dioses crear la primera mujer, y que esta fuera capaz de seducir a cualquier hombre: Hefesto la moldeó en arcilla y le proporcionó formas perfectas e insinuantes. La gran Palas Atenea la vistió elegante y Hermes le concedió la astucia para enamorar; finalmente Zeus le dio la vida y así surgió la hermosa Pandora, que fue enviada a casa del benefactor de los hombres.
Prometeo, siendo advertido de alguna trampa vengativa de Zeus, la rechazó. Sin embargo, su hermano Epimeteo se enamoró perdidamente de sus encantos, la aceptó y se casó con ella.
Como regalo de bodas, Pandora traía en su equipaje una enigmática caja que venía con la insoslayable instrucción de no abrirla bajo ninguna circunstancia, pues contenía todos los males capaces de contaminar de desgracias el mundo, pero también portaba todos los bienes.
Un día, Pandora, víctima de la curiosidad, abrió la caja y todos los males escaparon al mundo, asaltando a los desdichados mortales. Cuando se dio cuenta de su error, Pandora –asustada- cerró de un golpe el recipiente pero era demasiado tarde, ya que todos los males habían sido liberados. No obstante, dentro de la caja quedaba solo un bien acurrucado en el fondo. Era Elpis, el espíritu de la esperanza, esa esperanza tan necesaria para afrontar y soportar con ánimo los males que nos acosan a todos.
Los argentinos transitamos nuestro enésimo momento de crisis. Una vez más, la esperanza vuelve a ser casi nuestra única tabla de salvación. Y hasta es posible que, otra vez, superemos el trance. A pesar de que, cada tanto, nos empecinemos en abrir la caja de Pandora.