La caja negra del vuelo de Ethiopian revela una falla en un sensor

Luego de los accidentes aéreos de los vuelos Boeing 737 MAX  de Ethiopian Airlines y de Indonesian Airlines, se llevaron adelante las investigaciones en relación a descifrar la caja negra del accidente de Etiopía. Así, los resultados revelaron una falla en un sensor.

De esta manera, la información, que aún no es pública pero que ya fue noticia para el diario estadounidense The New York Times, donde sugieren que el accidente fue causado por un sensor defectuoso que habría activado un sistema automatizado de forma errónea.

Así, todas las conclusiones apuntan a ese sistema, conocido como MCAS que bajo determinadas circunstancias inclina hacia abajo el morro del avión para evitar que entre en pérdida. Este sensor sería el responsable de haber impulsado la parte delantera del aparato hacia abajo, acción que tuvo que ver con el accidente.

En este sentido, las investigaciones demuestran que los problemas en el vuelo de Ethiopian Airlines coinciden con el del otro Boeing 737 MAX, de Indonesian Airlines, que ocurrió en octubre del año pasado. De esta manera, el fallo sería en la fabricación de esta línea de aviones, construídos en Estados Unidos.

En el accidente de Etiopía, en el que murieron 157 personas, las grabaciones de la torre de control indican que un minuto después del despegue el piloto habría reportado un problema de «control de vuelo» con su aeronave y poco después solicitó una pista de aterrizaje para regresar.

Luego de los dos accidentes, EEUU, la Unión Europea, China, Turquía, Australia, México y Sudáfrica, entre muchos otros países, suspendieron preventivamente los vuelos de estos aviones de Boeing hasta que se esclarezcan las causas.

En tanto, Dennis Muilenburg, jefe de Boeing, aseguró luego de las tragedias, que aunque sigue teniendo “confianza total” en las naves, apoya la decisión de los Estados Unidos de dejar en tierra a los aviones 737 MAX.

En Argentina, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) también respaldó la firme postura de Aerolíneas Argentinas de mantener en tierra a sus aviones Boeing 737 MAX 8 de forma preventiva, luego de la tragedia aérea que tuvo lugar en Etiopía con una aeronave similar.