La Cámara de Comercio manifestó su rechazo a la compensación a las empresas de gas

La Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria manifestó su preocupación en relación a la Resolución 20/2018 del Boletín Oficial, que establece que los usuarios de la red de gas de todo el país deberán afrontar un cargo extra en sus facturas desde enero y por 24 meses para compensar a las empresas por la devaluación del peso.
Al respecto, solicitaron al Gobierno nacional, provincial, legisladores nacionales y provinciales que hagan eco de un pedido legítimo en “defensa de los consumidores, que consiste en la derogación de la resolución”.
Osvaldo Fernández, presidente de la Cámara, comentó en ese sentido que “esto nos parece una barbaridad. No estamos de acuerdo con que se les cobre a los usuarios de gas del interior del país y entendemos que no es una medida justa, y por otro lado un peligro porque genera un antecedente para que cualquier otra empresa también pida actualización de honorarios, servicios o productos por algo que se vendió en su momento y después actualizó”.
A modo de ejemplo, Fernández explicó que “el productor viñatero vendió su uva en marzo de este año a un dólar con 17,50 y hoy como el dólar vale 40, le exige a la bodega que le actualice su deuda, es decir, no está bien si se va a generar una cantidad de reclamos impresionantes”.
Por su parte, Robinson Julián, director y asesor de la Cámara, resaltó que “la Ley Nacional de Defensa al Consumidor y el contrato de concesión dice que si yo no tengo una deuda y ya pagué lo que consumí, no me pueden ajustar y además aplicar intereses. Creo que acá hay anatocismo, son cuestiones meramente contables que se están evadiendo de alguna manera al margen de que el contrato diga que la tarifa está fija en dólares”.
Finalmente, Hermes Suizer, vicepresidente de la Cámara y presidente de la Específica de Desarrollo Regional, agregó que “esto se suma a la situación de crisis que vive todo el sector. Nosotros reconocemos que es válida la actualización de tarifas públicas y de hecho se están pagando, pero las cuestiones que por impericia no se previeron en su momento tampoco las tiene que pagar el sector”.