La casa del terror: los hermanos se recuperan de los brutales maltratos

Los trece hermanos rescatados hace poco más de un mes de la llamada «casa del terror» en California ya recibieron más de medio millón de dólares en donaciones de todas partes del mundo para financiar su recuperación.

Según el diario USA Today, los hijos del matrimonio de David y Louise Turpin (de entre 2 y 29 años) ya tienen 535.000 dólares disponibles para cubrir sus necesidades a largo plazo. El dinero está en una cuenta bancaria manejada por la fundación del sistema de Salud de la Universidad de Riverside.

«Armamos esto para apoyar a los hermanos en el futuro. No existe una cifra exacta de dinero a recaudar porque creemos que sus necesidades van a crecer con el tiempo», explicó Nicole Orr, la directora de desarrollo de la fundación, quien evitó explicar para qué se usará el dinero para «mantener su privacidad».

Si bien la recuperación de los chicos abusados por sus padres se mantiene en el más absoluto hermetismo, se sabe que los mayores de edad aún están siendo tratados en el Corona Regional Medical Center, mientras que el resto se recupera en el Riverside University Health System Medical Center, de Moreno Valley.

El mes pasado, el juzgado superior del condado de Riverside a cargo de la investigación decidió que David y Louise Turpin, los padres, no podrán acercarse a menos de 100 yardas (91 metros) de sus hijos por los próximos tres años, salvo que estén en la Corte.

En los días posteriores al rescate de los chicos, varias familiares expresaron interés en quedar a cargo de los menores. Jill Duerr Berrick, profesora de bienestar social en la Universidad de Berkeley, explicó que lo recomendado es buscar a «miembros de la familia o amigos cercanos» calificados como primera opción para la tutela. Berrick incluso agregó que los más chicos podrían vivir bajo el mismo techo y que las autoridades locales ya anunciaron que «harían el máximo esfuerzo» para mantenerlos juntos.

Los padres, en tanto, podrían pasar el resto de sus vidas en prisión. Además de ser acusados por torturar, encerrar y someter a sus hijos a un estado de desnutrición y falta de higiene, el hombre también fue acusado de abusar sexualmente de una de sus hijas. Ambos se mantienen detenidos y se espera que aparezcan en la corte el viernes.