La coleccionista de muñecas más grande de Mendoza cerró su local por los hechos de inseguridad

Mariana Gómez es una docente, bibliotecaria y preceptora que, además, colecciona muñecas. Pero no lo hace como una simple actividad más, sino como una verdadera pasión, ya que cuenta con unas 3 mil muñecas en su casa de Villa Atuel, ella las ha bautizado y recuerda sus nombres.
Comentó a Diario San Rafael y FM Vos (94.5) que “tengo una colección importante de Barbies y después en miniaturas. Son tantas porque colecciono muñecas de distintos países, de todas las ciudades a las que voy, además de los regalos que recibo. Generalmente son de mujeres grandes o maridos que han perdido a sus esposas y no quieren tener esas muñecas en casa. Las custodio porque algún día serán museo”.
Agregó que ella practica el arte Rebrorn con sus muñecas. “Este se desarrolló en la Segunda Guerra Mundial cuando estaban las mamás encerradas con sus hijas y ocupaban el tiempo renovando sus muñecas. Es decir, un bebé que uno compra en una juguetería está en blanco, entonces yo le doy un tono de piel, llevan venas, picaduras de mosquitos, una vacuna, cuando está la piel lista, se hace el injerto de pelos y de pestañas. El artista elige el color de pelo y de piel que va a llevar cada muñeco que renace. Es un trabajo muy costoso y de mucho tiempo”.
Estas muñecas se venden principalmente por internet, pero también suelen estar disponibles en ferias. Su precio es muy variable, dependiendo de su confección, y puede ser desde cientos hasta miles de dólares.
Sin embargo, ha sufrido algunos hechos de inseguridad en nuestro departamento. “Hace un tiempo decidí venirme a San Rafael. Tenía toda mi colección en Villa Atuel, fueron contingentes de turistas y de allí me preguntaron para traerlo y hacerlo conocer. Me animé y lo hice. Pero lamentablemente después del 15 de enero tuve que cerrar. Me vine con toda la ilusión pero me pasaron hechos que son muy dolorosos para mí”.
Agregó que “lo primero que pasé fue de un hombre que entró al local y me robó el celular. Ahí perdí todos los contactos e información, que era muy valiosa. Después vi que me faltaban muñecas de las más económicas, hasta que vi que me faltaba una muñeca de arte Rebrorn original, una muñeca única en el mundo. Me empezaron a escribir por mensaje, una chica con un Facebook trucho empezó a pedirme dinero. Yo había ofrecido 10 mil pesos y querían 50 mil. Creo que me han robado más de 10 muñecas económicas y esta que es cara”.
Asimismo, la coleccionista dijo que “lo último que me sucedió fue un hombre que entró y me robó una muñeca que la guardó en su bolso. Me advirtieron de esto y lo perseguí, le grité y cuando vio que podía venir la Policía, me la devolvió en la mano.
Hice las denuncias en la Comisaría 32ª y en Delitos Informáticos, no se han comunicado conmigo y a pesar de que he llamado y preguntado, me dicen que el Facebook de donde se comunicaban era falso, no he tenido más novedad que eso”.