La Colina: “Lo mejor que nos puede pasar es que la vendan”

El delegado de los trabajadores, Rubén Castro, conversó con FM Vos (91.5) sobre la situación actual de la fábrica, que enfrenta un posible cierre. La propuesta sobre la mesa es buscar un comprador que garantice la continuidad laboral, como ocurrió con Alco Canale. 

Las 800 personas que en forma directa o indirecta dependen del funcionamiento de la fábrica La Colina pasan días de incertidumbre con el escaso trabajo que esta temporada se realiza en la otrora pujante industria sanrafaelina.
Por estos días, tal como anticipó Diario San Rafael, la propuesta sobre la mesa es buscar un comprador a la firma que garantice la continuidad de las fuentes de trabajo, algo similar a lo que ocurrió con Alco Canale, actualmente alquilada a Dulcor luego de un efectivo manejo desde el juzgado comercial 1 de Buenos Aires, a cargo de Alberto Alemán.
En los estudios de FM Vos (91.5) estuvo el delegado de los trabajadores de La Colina, Rubén Castro, que expresó que “después de tantos años hemos llegado a un momento definitorio en el cual pensamos que la fábrica tiene que tomar otro rumbo, llevamos muchos años sin saber si vamos a seguir trabajando”.
En La Colina, que llegó a ser un símbolo de la agroindustria local, trabajan 90 personas en forma permanente y alrededor de 700 temporarios. Esta semana que pasó hubo reuniones entre el subsecretario de Industria y Comercio, Sergio Moralejo; la jueza Mariela Sevaggio, a cargo del Primer Juzgado de Procesos Concursales de San Rafael; los miembros del sindicato y los trabajadores de la conservera, que están en estado de alerta ante el posible cierre de la fábrica.
“Estamos escuchando a todas las partes para conocer a fondo los detalles del estado de situación y encontrar un camino que permita volver a la producción que la planta supo tener en otros tiempos y mantener las fuentes de trabajo”, señaló Moralejo. Luego de reunirse con la jueza, el funcionario mantuvo también un diálogo con el dueño de la empresa, Walter De Pellegrin, que apoyó la idea de buscar un futuro comprador, ya que él no estaría interesado en continuar las operaciones, señalaron desde el Gobierno provincial.

Rubén Castro estuvo en los estudios de FM Vos (91.5)

“QUEREMOS TRABAJAR”
Según Castro, “es inédito en La Colina, el 30 de enero estaba suspendida toda la gente, nunca ha pasado eso. No vamos a llegar a 2 millones de latas esta temporada”. En otras épocas, dijo, la fábrica llegó a elaborar entre 12 y 15 millones de latas de durazno, 6 millones de tomate, 4 millones de salsa y 3 millones de puré.
“Queremos –agregó el delegado- tener una situación parecida a la de Alco Canale, aunque La Colina les está elaborando las tapas a Dulcor, porque La Colina tiene todo, hojalatera, todo, lo que no tiene es un patrón que busque el desarrollo de la empresa. Si no le interesa, que nos deje vivir tranquilos, que la venda, o que la venda la jueza y nos dé la continuidad laboral. Queremos trabajar, no queremos que nos regalen nada. Estos productos tienen salida, lo que pasa que al señor dueño de la fábrica le interesa más la bicicleta financiera que trabajar. Si no nos dan una solución, vamos a ir a Mendoza, y si hay que hacer una marcha en Buenos Aires, lo haremos”.
Con el concurso preventivo aún activo, el futuro de la firma parece sombrío si no aparece un comprador y se llega a un acuerdo.
Mientras, los trabajadores viven con temor al futuro. “Lo mejor que nos puede pasar es que la vendan”, sentenció Castro.

Compartir
Artículo anteriorIndustria
Artículo siguientetapa10022019