La diputada Hebe Casado propone que el uso de tapabocas sea optativo en personas asintomáticas

La diputada Hebe Casado, quien en su momento estuvo envuelta en una polémica por sus frases sobre los 30 mil muertos por Covid-19, ahora vuelve a ser noticia por un proyecto de ley respecto al uso del famoso tapabocas.
La legisladora provincial afirmó que, de acuerdo a una experiencia en la ciudad china de Wuhan, los pacientes asintomáticos de coronavirus no contagian el peligroso virus que tiene en vilo al mundo.
“Ese estudio fue muy extenso y con muchas personas involucradas, pero también hicieron otro en Dinamarca donde se evaluó la eficacia del uso de la mascarilla como método de prevención. A unas tres mil personas les dieron barbijos quirúrgicos para cambiarse todos los días y a los otros tres mil no se les dio mascarilla, lo que arrojó como resultado que no había mucha diferencia de contagios, por lo que esto pone de manifiesto que la utilización de la misma tiene un efecto más psicológico que preventivo y más en Mendoza, donde no se están usando barbijos quirúrgicos. Si nos paramos en el Kilómetro Cero y vemos 10 personas con barbijos, seguro nueve lo tienen mal puesto”, dijo a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael.
“En el proyecto propongo que sea optativo el uso del tapabocas para personas que no tienen síntomas y que sí sea obligatorio para aquellos con síntomas y que deban asistir a un centro de salud”, añadió Casado.
Sobre la campaña de vacunación, la diputada señaló: “Todo está en estudio y no hay nada certero que nos determine la efectividad y seguridad de la vacuna, se han visto estudios donde se evalúa la eficacia pero no sabemos cuánto tiempo dura, todas están en fase 2 o 3 y no tendrían las habilitaciones necesarias para colocarlas. Desde el Gobierno están presionando demasiado para que estén en enero o febrero, pero no es tan fácil como la pintan, además hay vacunas que requieren temperaturas bajas para su conservación y acá no tenemos la infraestructura para transportarlas; es penoso y grave que las vacunas generen desconfianza en la sociedad”.

¿Y la segunda ola?
“Esto es una enfermedad infecciosa viral y respiratoria que la tendremos de ahora para siempre, habrá un brote en la época de invierno donde hay más encierro y ya sabemos quiénes son los grupos de riesgo. Esta segunda ola no tiene la mortalidad que antes y cada persona debe tomar las precauciones, como lavarse las manos, usar alcohol en gel y el distanciamiento social”, puntualizó Casado.