La escuela Iaccarini vende los duraznos que cosecha en verano

Cuando la mayoría de los chicos de las escuelas secundarias están todavía en la pileta o simplemente descansando, los alumnos de la escuela agrotécnica Pascual Iaccarini cumplen dos semanas y media asistiendo a la institución para cosechar la primera tanda de durazno y además elaborar duraznos en mitades y mermelada de durazno.
Se trata de las prácticas productivas de verano, en las que luego de cosechar el fruto que ellos mismos plantaron y cuidaron, elaboran diversos productos que durante el ciclo lectivo venden para conseguir recursos para una nueva cosecha. Asimismo, venden cajones de duraznos con la posibilidad de que los compradores que deseen experimentar la cosecha de frutales, puedan hacerlo.
Mónica Rosales, regente de la institución, explicó a FM Vos (91.5) que las personas tienen la posibilidad de elegir los duraznos de la planta directamente y que ha sido todo un éxito. “Han venido muchísimas familias a cosechar, ha sido fabulosa la idea de la directora Patricia Nievas, quien buscaba reflotar todo esto y que la escuela vuelva a ser lo que alguna vez fue. Y creo que este es el primer granito de arena que estamos poniendo para lograr ese objetivo”.
Asimismo, aclaró que “destinamos una parte de la producción a la escuela para que los alumnos realicen sus prácticas, llevamos una parte a la pulpera y la otra se vende al público general, esto porque los alumnos en su momento tuvieron que fumigar, curar las plantas, gastar en combustible para el tractor y la idea es recuperar esa inversión y tener una buena producción el siguiente año”.
El cajón tiene un valor de 150 pesos y quien lo desee puede elegir los frutos que quiera desde la planta. Los interesados deben acercase a la calle Tirasso 300 de 8 a 12 y de 14 a 18. En el lugar pueden conseguir además parte de la producción de 2018, tomate entero, tomate triturado, mermelada de frutilla, vino y algunos otros productos.