La ex de Petean Pocoví: «Me gritó que me iba a matar a mí y a las gemelas”

En la primera audiencia del juicio por jurado popular en el que se juzga a Sebastián Petean Pocoví por atacar a su ex pareja con un arma blanca y matar a dos policías con la camioneta que conducía mientras intentaban atraparlo hace poco menos de un año, este lunes comenzaron a desfilar los testigos.

Su ex pareja, Carolina Seser, fue la primera en sentarse ante las partes para realizar un crudo relato de la pelea que casi les costó la vida tanto a ella como a las gemelas que llevaba en su vientre.

Antes de este testimonio, clave en el proceso porque comprometió al imputado, el Ministerio Público, los querellantes y la defensa presentaron el caso ante el jurado, compuesto por doce mendocinos que deberán definir si es culpable.

Además del intento de femicidio de Seser, se lo acusa del doble homicidio de dos agentes de Tránsito que intentaron frenarlo aquel 25 de mayo del 2018 mientras huía en la zona de Compuertas a toda velocidad, por lo que arriesga la pena máxima: prisión perpetua.

Dramático

Seser fue la primera testigo del debate. La mujer revivió cómo fue aquella jornada en la casa que compartían: “Cuando me empezó a apuñalar me dijo que me iba a matar a mí y a las gemelas”.

Pero, antes de ingresar a la sala de audiencias, la mujer pidió dar su testimonio sin la presencia de quien era su marido. Debido a esto, Petean Pocoví fue retirado de la sala mientras ella contestaba las preguntas del jefe de los fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo, y los abogados defensores Agustín Magdalena y Cristian Vaira Leyton.

“Esa tarde, después de almorzar en familia y de venir de una discusión por celos en la noche anterior donde le pedí que no se quedara en la casa, le dije que se fuera a bañar por el olor a alcohol que traía y, después de venir al baño, me dio la primera puntada en el cuello; cuando me dio dos puntazos en la panza me gritó que me iba a matar a mí y a las gemelas”, relató.

La víctima aseguró que se tiró al piso para tratar de salvar la vida de sus bebas y que, en ese momento, su mamá trató de evitar que siguiera agrediéndola. “Lo único que recuerdo es ver a mi mamá en la puerta y el rugido de la camioneta que salía”, refirió.

Y continuó: “Como pude me paré y les pedí a mis vecinos que me llevaran al hospital más cercano, que es el de Maipú, y después me trasladaron a la maternidad del Lago (por el Hospital Lagomaggiore) porque mi situación era muy compleja”, añadió.

Uno de los momentos más dramáticos de su declaración fue cuando el fiscal Guzzo le pidió permiso al juez Rafael Escot para exhibir unas fotografías que no estaban incorporadas en el expediente.

A través de dos pantallas led, el jurado y los presentes observaron una imagen del embarazo de la mujer en un estadío de siete meses, con puntos desde la boca del estomago a la zona baja del vientre y, en cada uno de los lados, los nombres de sus hijas.

Fue allí cuando Carolina se quebró y comenzó a llorar al ver las imágenes de cómo había quedado después de una compleja intervención.

“Él no creía que las hijas fueran de él. Desde diciembre hasta que se produjo el ataque vivía controlándome y celándome, yo había empezado a trabajar día completo y eso le despertaba celos”, continuó.

Ante la consulta de los abogados de Petean, Seser resaltó que la relación se había tornado enfermiza y que, si bien no la había agredido físicamente, “había mostrado situaciones de violencia”.

La misma tarde en la que hirió a su mujer, con quien llevaba unos tres años de convivencia y tenían un hijo en común, atropelló y mató a los agentes de Tránsito Jorge Carlos Cussi (32) y Daniel Horacio Ríos (40) mientras era perseguido por la zona de Blanco Encalada.

El dosaje en sangre determinó que había consumido cocaína. Ante la consulta de si estaba en conocimiento de esa situación, Seser se mostró sorprendida: “No sabía que consumía cocaína, lo supe cuando me enteré por las noticias, yo le había pedido que fuera al psicólogo por los celos, pero no por una adicción a las drogas”.

La presentación del caso

Guzzo fue quien presentó el caso a los 12 miembros del jurado diciendo que no había dudas de que “Petean Pocoví es culpable por el intento de femicidio de su mujer y por la muerte de los policías.

“Petean es responsable y comprende la criminalidad de los actos, quiso matar a su mujer a costa de la vida de sus hijas, luego se subió a su camioneta y atentó contra dos agentes de policía que se salvaron de morir; a pesar de que se lo quiso frenar en varias oportunidades hizo caso omiso y tuvo una condena intencional”, describió el magistrado en la apertura del debate.

En tanto, sus defensores dividieron en dos partes sus alegatos en el hecho de la tentativa de femicidio, la que la presentaron como lesiones graves agravadas por el vínculo, y por un homicidio culposo agravado en ocasión de tránsito.

“No salió a matar policías como acá lo quieren plantear desde la fiscalía y de la querella, mi cliente no es un delincuente, no tiene antecedentes, en todo caso fue un homicidio producto de una conducta imprudente y por la influencia del consumo de estupefacientes”, dijo Leyton.

Por último, acercándose al jurado, el letrado aseguró: “Ustedes son los jueces de los hechos, quienes a través de los hechos y el sentido común van a establecer de qué es realmente culpable”.

Fuente: El Sol

Compartir

¿Cree que hubo abandono de persona lo que generó el fallecimiento de Diego Maradona?

Artículo anteriorDetectaron más casos de Sida en Mendoza
Artículo siguienteUn joven pelea por su vida tras ser baleado en Malargüe